Copywriting responsive y para Instagram

Hoy en día miramos páginas web desde cualquier tipo de dispositivo: ordenadores, tabletas y teléfonos móviles. De primeras parece muy guay, pero también puede llegar a ser algo fastidioso.

Me explico. Estar en cualquier sitio donde tengas que esperar y tener el móvil cerca es lo mejor. Es una fuente de entretenimiento. Entretenimiento para los que usan Internet para ocio y como meros espectadores.

Sin embargo, los que somos creadores de contenido para páginas web lo tenemos bastante más chungo. Me refiero a diseñadores web, copywriters y redactores. Pero empecemos por el principio.

¿Qué es el diseño web responsive?

El diseño web responsive es una forma de diseñar páginas web que permite la visualización correcta en diferentes dispositivos, como son ordenadores convencionales, tabletas y teléfonos móviles.

No me imagino cómo se pudieron sentir los diseñadores web cuando se enteraron de que las webs tenían que poderse ver correctamente en dispositivos tan pequeños como los teléfonos móviles.

Joey sorpresa

Para ellos se complicó todo mucho y para los copywriters y redactores la cosa no fue menos. Si eres copywriter y no te has planteado cómo se leen tus textos en un smartphone, ya estás tardando.

Particularidades de la lectura desde los móviles

Partimos de que la lectura desde el móvil es más incómoda. La pantalla es más pequeña, las letras también y hay que estar haciendo scroll continuamente.

Copy responsive

Además, el lector muchas veces está expuesto a más fuentes de posibles distracciones.

Por tanto tienes que hacer lo imposible para que la lectura sea interesante. Para ello te voy a dar algunos consejos:

  • Incluye una cantidad considerable de subtítulos llamativos. Como todo en los móviles, no deben ser largos.
  • No te obsesiones con eso que nos dicen siempre de que los posts tienen que ser largos para que posicionen mejor. Según lo que quieras tratar, tus posts serán más cortos o más largos, pero ve al grano y no divagues.
  • No escribas párrafos largos. Ten en cuenta que desde el móvil se verán todavía más largos.
  • Es mejor que lo importante esté al principio. O, al menos, que desde el principio quede claro cómo se va a estructurar la información.
  • Las listas (como esta) también facilitan la lectura haciéndola más ligera y además ayudan a separar los bloques de texto. Pero no abuses de listas largas. La recomendación general es que no tengan más de 5 elementos.

Ahora es cuando te toca escribir tus textos pensando en tus lectores desde el móvil. Pero, claro, todos estos consejos que te he dado quizá suenen un poco teóricos. Por eso también te explico cómo puedes saber que vas por buen camino.

Para ello, empieza mirándote el ombligo. Mirarse el ombligo es una expresión que utilizamos para referirnos a alguien egoísta. Pero ahora verás que puede ser justo lo contrario.

¿qué?

Analiza desde qué dispositivos se está leyendo tu web y ponte manos a la obra

Si escribes textos regularmente en un blog, echa un vistazo a Google Analytics para saber desde qué dispositivos acceden.

Te cuento los resultados de mi web, CarolinaLacruz.com. Haciendo esta consulta me sale en el último mes un 32,70% de visitas desde teléfonos móviles y 3,01% desde tablets. Suficiente como para tenerse en cuenta.

Haz un estudio de la longitud de tus párrafos en los dispositivos móviles

Esto que ahora te propongo apuesto lo que sea a que nadie o muy pocos lo hacen y a lo mejor les parece la mayor tontería del mundo, pero no lo es.

Se trata de contar las líneas que ocupan tus párrafos en la pantalla del ordenador y compararlo con lo que ocupan en la pantalla del móvil.

Voy a poner mi propio caso. Parto de que los copywriters no solemos escribir párrafos muy largos, tenemos eso demasiado metido entre ceja y ceja. Yo, por ejemplo, nunca escribo párrafos que ocupen más de 4 líneas en el ordenador. Pero otra cosa muy distinta es cómo se ve en el móvil.

Aquí tienes una tabla con mis resultados.

Longitud del párrafo en desktop (Nº de líneas) Longitud del párrafo en smartphone (Nº de líneas)
4 (la cuarta línea no completa) 10
3 8
2 5
1 (completa y usando todo el ancho de pantalla) 3 (en realidad, unas 2 y media)

Esto puede depender también de la fuente que uses, pero no está nada mal para tener una idea. A partir de aquí te cuento las conclusiones a las que he llegado.

Conclusiones a las que llegué después de medir la longitud de mis párrafos en móvil y en ordenador

Personalmente, no veo mal en el ordenador un párrafo de 4 líneas. Aunque quizá otros no estén de acuerdo conmigo, a mí no me resulta excesivamente largo. Pero al verlo en el móvil cambié de opinión.

Ver y leer un párrafo de 10 líneas en el móvil me resultaba incluso agobiante. Era verlo y pensar: “te has pasado”.

Así que para evitarlo, decidí reducir el tamaño de mis párrafos a 3 líneas como máximo. Y si hay alguno de 4, será la excepción.

Con los subtítulos también se puede hacer lo mismo que con los párrafos: comparar lo que ocupan en la pantalla del ordenador con lo que ocupan en la pantalla del móvil.

En este caso sí que hay muchas diferencias entre una web y otra, por lo que es más difícil generalizar.

Te he dado unas pautas para escribir teniendo en cuenta a los usuarios de los móviles. Pero no te olvides de estos consejos cuando escribas en Instagram. Y ahora es cuando me tomas por loca.

loco

Instagram: la red social para imágenes donde cada vez hay más texto

Quizá te preguntes qué pinta Instagram en un post donde hablamos de copywriting y redacción.

La relación viene porque esta red social nació para teléfonos móviles y cada vez se ve más texto en ella. Esto al principio no era así pero, como en todas las redes sociales, su forma de uso ha ido cambiando.

Cuando salió Instagram todo el mundo la tenía como la red social de las fotos, donde metías cuatro filtros y ya te creías un dios de la fotografía. Donde solo había adolescentes y jóvenes con muchos seguidores. Y, por supuesto, donde el uso de los hashtags era casi obligatorio.

Pero… Llegó el día en el que un público diferente del adolescente y joven se dio cuenta del potencial de Instagram. La media de edad de los usuarios de Instagram empezó a aumentar. Y, como es lógico, ese público más maduro usaba Instagram de diferente forma que el público adolescente y joven.

Pero es que ya no solo aumentó la media de edad de los usuarios, sino que incluso las empresas comenzaron a usar Instagram para humanizar su marca. Las fotos que cuelgan las empresas son de sus instalaciones, equipos e incluso fotos de stock.

Y, muchas veces, las imágenes que suben a Instagram las empresas o profesionales freelances tienen bastante texto. Me hace gracia la gente que no da valor a los textos, cuando se cae por su propio peso que tienen cada vez más importancia.

¿Cómo está presente el texto en Instagram?

Como acabo de mencionar, el texto en Instagram va “in crescendo” y nos lo podemos encontrar en varios lugares y formatos:

  • Hashtags
  • Texto en las imágenes
  • Microposts

Y ya puestos, voy a hacer un análisis y daré mi opinión sobre los usos del texto en cada uno de estos sitios.

La retahíla de hashtags en Instagram

Los #hashtags comenzaron en #Twitter y continuaron en las demás redes sociales cobrando especial importancia en #Instagram.

Tanta importancia tienen que se pueden encontrar hasta parrafadas de 10 líneas o más repletas de hashtags.

Para mi gusto es bastante excesivo ya que no suelo fijarme mucho en ellos, pero supongo que otros les sacarán mucho partido.

Al contrario de lo que veíamos en la sección anterior, parece que el chorizo de hashtags en Instagram está más que aceptado y casi parece obligatorio.

Texto en las imágenes de Instagram

Pasamos al otro lugar donde hay texto en Instagram: las imágenes. Un fenómeno que aquí se da es el de compartir publicaciones y los anuncios.

Hay bloggers que suben a Instagram alguna imagen de su blog para promocionar sus posts.

Otra opción es escribir frases motivacionales o relacionadas con el negocio de cada uno.

En estos casos hay publicaciones en las que todo el espacio de la imagen está ocupado por texto. También hay algunas cuentas de Instagram donde todas las imágenes son en realidad textos.

La fuerza del microblogging en Instagram

Finalmente, y lo que más me chocó de todo, es el blogging en Instagram. Sí, hay personas que suben una foto y escriben un comentario de entre 100 y 200 palabras.

Esto es un micropost en toda regla. Para ello se debe tener en cuenta la longitud óptima de los párrafos, como he explicado más arriba, para que no resulte apelotonado.

Por lo que voy viendo, algunos instagramers (entre ellos profesionales freelances o empresas) se caracterizan por el blogging en Instagram y tienen bastantes comentarios.

En definitiva: cada vez se ve más texto en Instagram. Y el que no lo quiera ver, que abra los ojos.

¿Me ayudas a mejorar el copy responsive y para Instagram?

Espero que todas estas pautas te ayuden. Y si crees que me dejo algo dímelo en los comentarios, ¡que yo también quiero aprender!

 

Carolina Lacruz

Soy una copywriter zaragozana, emocional, workaholic y antigua expatriada. Me encargo de que tu proyecto tenga los textos que atraigan clientes y transmitan que vales millones. Quiero que seas un profesional realizado y feliz.

28 comentarios en “Copywriting responsive y para Instagram

  1. Aquí una #MuyFan de los hashtag en Instagram, te cuento que muchísima gente los usa para buscar inspiración de un tema en concreto.

    Tanto, que desde hace muy poquito ya se puede ser follower de hashtagas en Instagram, no solo de personas o empresas #NoTeDigoNaYTeLoDigoTo

    Como siempre, un artículo super útil. De hecho, según el estudio de medios de IAB para 2017, este año las conexiones a través de móvil han superado a las conexiones desde ordenadores, así que el tema responsive es para tenerlo muy en cuenta.

    Gracias por compartir (¡a ambos!)

    • Hola Patricia,
      sí, es cierto que los hashtags son muy útiles, que yo no los siga mucho no significa nada, jeje. Aunque alguna vez he echado un vistazo a alguno, en concreto #soyredactordigital jeje.
      La gente se lleva el móvil hasta al wc, así que es lo más normal del mundo que las conexiones desde móvil superen a las de ordenadores.
      Gracias por tu comentario 😀

    • Lo de los móviles y el desktop se veía venir. Cuando he auditado alguna web ponía datos para justificar la importancia de tener un diseño responsive y la progresión de navegantes desktop y mobile era brutal.

      Ahora ya… La cosa va a ir a más, por mucho que los que no queremos ser esclavos del smartphone lo intentemos retrasar.

      Un placer tenerte por aquí, Patricia. Cuando gustes ya sabes lo que te espera 😉

  2. Enhorabuena por tu post, Carolina. Un gran trabajo, como siempre.
    No tengo perfil en Instagram porque para lo que yo uso las redes sociales no satisface mis expectativas.
    Mi red social favorita es Twitter, gracias, en gran parte, a su concisión. En Twitter te ahorras bastante paja y mucha verborrea coñazo.
    De Twitter también me gusta la posibilidad de incluir enlaces que amplíen la información del tweet (permitiendo también una mayor difusión).
    No comprendo el éxito de Instagram, una red social a base de imágenes (excepto si es para cotillear).
    Y tampoco me hace gracia de Instagram que no se puedan poner links a otros sitios de Internet, lo cual va en contra del espíritu primigenio de la red Internet.
    Por esa razón, no termino de entender a esa gente -como tú señalas en el artículo- que usa Instagram para promocionar de tapadillo sus nuevos post de su blog con una captura de pantalla, sin tener garantías de que esa promoción funcione, al no haber un vínculo directo que te lleve hasta él.

    • Hola Ricardo,
      bueno, te comento que yo promociono los posts en Instagram pero vaya, por poner algo, ya que sé que nadie lo va a visitar. El único link que deja poner que lleva a algún sitio es el que pones en la bio principal, pero no los que puedes colocar en las fotos. En este post más bien me refiero a personas que parece que usan Instagram como si fuera su blog porque escriben textos larguísimos. Eso siempre me ha sorprendido bastante. Como no sea que la gente les haga más caso ahí que en su web, me choca bastante.
      Gracias por comentar.

    • Aquí otro que se apunta al no-Instagram y sí a la brevedad de Twitter, que eso de haber alargado los mensajes le ha sentado fatal por razones evidentes.

      Lo de promocionar los posts yo no lo veo mal si tu buyer persona se mueve por esta red social. Es cierto que el tema del enlace deja mucho que desear, pero si ya te lo has “ganao”, lo veo un canal perfecto para dar el aviso de que ha salido algo nuevo el horno.

      Lo que comenta Carolina de los microposts, tampoco lo veo especialmente mal… Creo que lo hacen por lo que dice: reciben más atención ahí que en la web. Es evidente que Instagram engancha y que la gente invierte mucho tiempo allí; por ende, ¿por qué no explotarlo si hay ocasión?

      Yo dudo mucho que me acabe haciendo Instagram para fines marketeros, pero no sé, nunca se sabe. Cuando una red social saca una novedad, las otras las copian. Cuando Instagram empiece a perder usuarios se pondrán las pilas e igual nos sorprenden. Cuando resuelvan el tema de los links, desde luego, es para tenerla en cuenta…

      En fin. Gracias por pasarte Ricardo, todo un placer. Un abrazo.

  3. Hola, Ricardo:

    En los Stories sí se permiten los enlaces directos a contenidos de otras páginas. Lo que se suele hacer, sin ser mucho de tapadillo, es poner la captura de pantalla en un Stories con link directo, cambiar el link del perfil y hacer una publicación en el feed de Instagram con mención al link en el perfil.

  4. Genial post, Carolina, ¡¡gracias por el trabajo!!Yo tampoco soy muy fan de Instagram, pero si que empiezo a replanteármelo porque veo cada vez más perfiles como los que refieres, donde los textos empiezan a tener casi más importancia que las imágenes. Para reflexionar… ?

    • Como dicen por ahí arriba, mientras no se resuelva lo de los links yo veo su utilidad algo limitada cuando no hay branding detrás del perfil que publica. Pero bueno Virginia, si te subes al carro y nos lo cuentas, te leemos encantados. Todo sea por probar cosas nuevas en este 2018.

      Gracias por pasarte. ¡Un abrazo!

    • Hola Virginia,
      eso es lo que me llama a mí la atención de la red social que oficialmente es la de “todo fotos, todo adolescente”. Todo cambia, como en todas las redes sociales en general.
      Gracias por comentar 😀

  5. Excelente artículo!
    Y se vino Instagram con todo. Así que a seguir aprendiendo sobre esta Red Social. Muchas gracias Caro por tu aporte.
    Yo soy muy fan de las historias y le pongo mucho texto, voy haciendo historias que van atrapando y continuando. Por ahora sin fin comercial pero veo que la gente se engancha y desde que lo hago casi tripliqué las personas que miran mis historias!

    Un beso grande

    • Hola Lu,
      me alegro mucho de que atraigas gente en Instagram. Ya irás viendo cómo va la cosa para sacarle más partido. Es una red social que va hacia arriba.
      Muchas gracias por comentar.
      Besos 😀

    • Hola Lu,

      pues si enganchan, ya sabes lo que toca para el futuro. La verdad es que hace poco escribí un post para un cliente sobre el contenido efímero y es una pasada la aceptación que tiene.

      Gracias por pasarte 😉

  6. ¡Hola, Carolina!

    Esta temática me interesa mucho, porque en el mundo del copy cada vez vamos tenerla más en cuenta. A estas alturas, ya no puedes cerrar los ojos a “lo responsive” y se debe optimizar cada detalle de tu web y de tu copy, incluido este.

    Con respecto a Ig, estoy totalmente de acuerdo contigo en lo que comentas de “las retahilas de hashtag”. Además, estoy segura de que la mayoría de las personas que están escribiendo de ese modo ni siquiera sabe que eso puede jugar en tu contra.

    Cuando te empeñas en apuntar a los hashtag más populares… seguramente nunca vas a destacar porque la competencia es demasiada. Como estrategia, quizás es más efectivo buscar hashstag con menos publicaciones o incluso inventarte tus propios hashtag para tu negocio. 😉

    ¡Un abrazo y encantada de leerte!

    Alicia

    • Hola Alicia,
      estoy de acuerdo contigo en los de los hashtags. Yo alguno en su día me inventé y prefiero usar los menos competidos.
      Muchas gracias por tu comentario.
      Un abrazo 😀

    • Es que eso de usar una burrada de #hashtags en cualquier publicación… Digo yo que el que quiere conseguir algo distinto a atraer sin filtro no lo hará, ¿no? Que sí, que poco espabilados hay en todos lados pero no sé, es hasta estéticamente feo.

      Yo nunca me he hecho con Instagram, la verdad. No me termina, no tengo una gran cámara en el móvil y cuando un día vi que en las publicaciones perennes no se podían poner enlaces, utilidad para mi negocio más bien poca. Lo de los stories tendría que verlo bien, pero es meterse en otra cosa que no está testada en absoluto dentro de nuestro sector. Pero bueno, iremos viendo.

      Gracias por el comentario 😉

  7. !Excelente post!
    Claramente, desde el Quijote hasta nuestros días las cosas han cambiado bastante. Pero la velocidad de los cambios actuales es vertiginosa. ¡Difícil de llevarle el ritmo! Si bien comparto y entiendo la importancia de lo responsive, es complicado satisfacer la comodidad de lectura para todos los dispositivos. Dos líneas y punto y aparte, tres líneas y punto y aparte, una línea y punto y aparte, desde el ordenador parece casi una poesía o una receta de cocina. No me gusta, pero todo sea porque no se cansen nuestros lectores desde el smartphone.
    Comparto las opiniones sobre el Twitter como red social favorita por lo breve y concisa. De hecho, cuando aumentaron a 280 los caracteres, siento que perdió un poco la gracia. No es fácil decir mucho en pocas palabras.

    • Hola Milena,
      pues es que para mí eso de las 2 o 3 líneas y punto y aparte me sale casi natural. Yo no le he dado mucha caña a Twitter quizá por verlo todo demasiado conciso y efímero. Pero bueno, en esto de las redes sociales cada uno cuenta la fiesta según le va.
      Muchas gracias por comentar.

    • Hola Milena,

      estamos, en efecto, en un momento “a mitad” entre 100% desktop y 100% mobile, al que no sé si realmente llegaremos hasta que nuestras costumbres cambien. No me veo no trabajando delante del PC, la verdad. Lo de las líneas, si tratas de acostumbrarte a no meter más de 3 o 4 cuando estés escribiendo en Word o en WordPress, al final le cogerás el punto.

      +1 a lo de Twitter. Se ha ido un poco la gracia.

      ¡Gracias por el comentario! 🙂

  8. Me ha venido mi ben leer este post, Carolina. Soy de las que me enrollo como las persiana y siempre tengo que meter tijera. Tendré en cuenta a los lectores de móvil la próxima vez que escriba.
    Sobre Instagram, personalmente es una red que me gusta y me inspira, pero profesionalmente no le saco mucho partido. Cuando veo que me siguen o dan al like personas de Nueva Zelanda o Brasil me quedo un poco perpleja ^_^.
    Últimamente me agobian un poco los microposts en Instagram. Prefiero textos más cortos y sencillos y no demasiados hashtags.
    Opino como Joan, que para elegir la red debes tener en cuenta a tu lector o potencial cliente más que la que te gusta. Hasta ahora yo me he guiado más por mi gusto, pero este año voy a dedica tiempo a la que me puedan traer tráfico a la web. Las redes llevan mucho tiempo y no lo tengo.

    • Hola Ana,
      a mí me pasa parecido a lo que tú comentas. Ver tanta parrafada en Instagram me agobia un poco.
      Espero que, como dices, puedas sacarles más partido a las redes sociales.
      Gracias por comentar 😀

    • Me he visto muy identificado con tu comentario, Ana. Cero tiempo para ponernos a investigar si una red social u otra puede sernos de más ayuda que las actuales, Twitter y Facebook en mi caso (a las que apenas le saco provecho, todo sea dicho).

      Aunque el rollito ese del follow por follow es un poco lamentable. Si vieras la de cantidad de gente que me sigue y a los tres días deja de hacerlo, es espectacular. En Instagram imagino que debe ser parecido.

      Gracias por el comentario 🙂

  9. Yo renegaba de Instagram porque no me permitía enlazar a la web, y hoy en día lamento no haber empezado antes.

    Cada vez que gusta más que Facebook por su limpieza. Ahora que Face aprieta más para no mostrar contenido orgánico, veo que tengo mejores resultados en IG.

    La stories van de maravilla, aunque el link ese que comentáis solo lo tienen cuentas de muchos seguidores (personas, no marcas). Si quieres link tienes que pagar.

    Si la temática que tratas es muy visual funciona de maravilla.

    Gracias por los post, realmente cuentas cosas que aportan. En un mundo de infoxicación da gusto saber que vas a leer y sacar algo que te beneficie.

    • Hola Luz,

      qué bien tenerte por aquí. Pues sí, yo también soy más de Facebook. Llámale entorno, costumbre, que el azul ese que tiene me cae simpático… Y ahora que ha pasado esto que comentas de reducir las publicaciones de páginas en el orgánico, a saber en qué va a terminar.

      Dentro de unos meses lo veremos con más claridad. Yo todavía no hago Facebook Ads, pero lo tengo pendiente para captar leads. Ahí será cuando me dé cuenta del valor real de esa red social.

      De Instagram, como ya he dicho, no me entero demasiado. Lo del link pagando es de traca, pero es una forma cojonuda de hacer negocio. Imagino que cuando crearon la red no lo pensaron, y ahora que la tiene Facebook han pensado en explotarla de alguna manera.

      ¡Gracias por pasarte y por el comentario!

Deja un comentario


Acepto tu política de privacidad *

Responsable: un servidor, Joan Marco Pérez.
Finalidad: moderar los comentarios, que hay mucho troll por ahí.
Legitimación: la que tú me das poniendo el check en la casilla.
Destinatarios: mi proveedor de hosting, Raiola Networks.
Derechos: podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando te venga en gana.