Qué es el copywriting

El de qué es el copywriting, con algún ejemplo

Han tenido que pasar 50 y pico posts para que, por fin, me lance a escribir un artículo sobre qué es el copywriting.

Y mira que la keyword tiene búsquedas, ¿eh?

Pero oye, he preferido esperar a ver cómo evolucionaba desde que empecé y ahora sí, llegó la hora.

Como definiciones de qué es el copywriting por ahí hay 800 y subiendo, voy a contártelo como si aquí a todos nos faltaran 10 minutos de horno o, como dicen en Asturias, una patatina para el kilo.

Y al final te voy a poner algunos ejemplos, que no se diga.

Tonse… ¿qué es eso del copy?

Lo que lees por ahí es cierto: el copywriting es aquello que escribes para que alguien haga algo.

Simple y llanamente.

Si quiero que alguien venga a darme dos guantazos, con insultarle repetidas veces podría bastar. Fácil, aunque no tomaremos eso como copy.

Si quiero que alguien me compre algo a 2€, la cosa se complica… aunque no muchísimo, porque 2€ no son 2.000. Ahí metemos un poco de copy y listos.

Si quiero que alguien me compre un producto de 2.000€, toca afinar.

Ahí el copy sí que tiene un papelón y hay que saber hacerlo bien.

¿Por qué te has de dejar 2.000 eurazos en mí y no en otra cosa? ¿Por qué en mi producto y no dejarlos en el banco y que generen algún tipo de interés? Aunque con lo que pagan los bancos…

Para eso, el copywriting se vale de una serie de técnicas y truquinchis que afectan al coco del individuo al que queremos convencer.

Ojo, convencer.

Convencer no es ni engañar ni timar.

Llevado al mundo de las ventas y de las conversiones y todo eso, el copywriting ayuda al comprador a tomar la decisión de sacar la tarjeta.

Y no es cueste lo que cueste: si el comprador está ahí y se lo está pensando, es porque ese producto o servicio está hecho para él.

Porque no se puede vender a todo el mundo al mismo tiempo, y eso es así.

Lo que nos lleva a…

¿Con el copywriting se vende más, pues?

A priori, si todo lo demás está bien, sí.

¿Y qué es todo lo demás?

  • Si el producto o servicio tiene valor, existe necesidad del mismo y el precio fijado no está fuera de los límites de la razón.
  • Si ese producto o servicio tiene visibilidad (es decir, si el posible comprador llega a verlo o no).

Se comenta, se dice, que el copywriting es una de las patas de un trípode del que también es parte el producto y la visibilidad.

Piensa en un trípode.

Y ahora en un mueble de cuatro patas.

¿Cuál cojea menos?

Aunque tenga cuatro patas, siempre cojeará antes que el trípode.

Un trípode es físicamente imposible que cojee.

Si en el triángulo producto – copywriting – visibilidad se cae alguno… los otros dos, nanai.

Si el producto es una castaña, por mucho copy y tráfico que haya no se va a vender.

Si el copy es una chusta máxima o no existe, por mucho producto o visibilidad que tenga… no se va a vender tanto como si el copy existiera.

Y si el producto es la repanocha y el copy también pero no lo ve nadie, a ver quién lo compra.

Así que, volviendo a la pregunta: sí, se vende más si las otras patas del trípode responden.

¿Dónde se aplica el copywriting?

En cualquier sitio en el que se comunique y se quiera conseguir una reacción.

Que saquen la tarjeta suele ser el objetivo principal, pero no el único.

Que nos den un número de teléfono, que nos den un email, que nos contesten una encuesta, que nos pidan un presupuesto o que voten a un partido político determinado son objetivos o conversiones de otro tipo.

Lo más normal, al menos en el mundillo online que tanta demanda parece estar teniendo en los últimos años, es esto:

  • Web: el copywriting web es el que se hace en las páginas web para que estas conviertan más. En mi caso, que soy copy turístico, escribo webs turísticas para que consigan más reservas y dependan menos de los enormes intermediarios.
  • Email: el copy que se escribe en los emails al hacer campañas de email marketing. Porque es un canal privado, íntimo y parece ser que a día de hoy sigue funcionando muy, pero que muy bien.
  • Anuncios online: un anuncio con copy es más anuncio que uno sin, y eso también es así. Hay taaaantos anuncios online (Google Ads, Facebook Ads, LinkedIn Ads, Instagram Ads, etc.) que el que no afina, ajos come.
  • Páginas de ventas: es la figura básica del copy. La unidad. Si quieres vender un producto o servicio específico utilizas una página de ventas.

También tenemos copy para guiones de vídeo, para redes sociales y para el mundo offline, pues son sitios donde también se comunica y se busca una reacción.

¿Y el blog? ¿En el blog se hace copywriting?

También se comunica y se busca una reacción, peeeeeero no una respuesta directa.

Si te digo que sí, está bien dicho.

Si te digo que no, también.

Si nos ponemos puristas, sí, se hace copy, porque nuestra idea es que tras leernos nos compre algo, nos contrate, se suscriba o lo que sea.

Pero a efectos prácticos, escribir en un blog no tiene naaaaada que ver con hacerlo en una web.

A ver si ves la diferencia:

  • Un post de mi blog sobre calendarios editoriales, donde busco que al final la gente me deje su email a cambio de una plantilla (busco una reacción en el blog).
  • Mi landing de copywriter turístico, donde busco que me pidan presupuesto.

En el post hay info amontonada, párrafos y párrafos.

En la landing vemos bloques, encabezados, imágenes… en fin, un diseño distinto que ayuda mucho mucho mucho a la conversión. Palabrita.

Venga, que queremos ejemplos

Ya te adelanto que sobre ejemplos de copywriting ya tengo un post, donde puedes acceder a muchas URLs de copywriting web puro y duro.

Dicho esto, vamos a ver algún ejemplito desgranado, para que veas por dónde van los tiros en esto de persuadir al lector.

Te hablo de las técnicas y truquinchis que te decía antes.

El primer ejemplo es mío; hago una excepción y lo reconozco.

#1 Andalucía Lab

Es un organismo que depende la Junta de Andalucía que provee de recursos útiles al tejido turístico andaluz: consultorías, formaciones y cursos, un coworking, un escaparate tecnológico… en fin, de todo.

La landing que más me gustó escribir fue la del HUB, por eso de meter a Batman.

Qué es el copywriting: web de Andalucía Lab
Batman sale en la web de Andalucía Lab

El copy lo puedes ver reflejado en los bloques en los que se le dice al lector qué obtiene perteneciendo a ese HUB, así como al inicio, llamando su atención.

Son beneficios y puntos de dolor (que no tiene por qué doler, necesariamente), dos ingredientes principales cuando hacemos copywriting casi en cualquier sitio.

#2 ANEM Asesores

Hace no mucho sacaron su web. Son mis gestores, pero no se la hice yo.

Es sencillo darse cuenta de qué es el copywriting viendo la página, que tiene un poco de todo.

Vamos por partes.

Al inicio tienes una señora propuesta de valor bien clara y reconocida, apoyada con un subtítulo con un señor beneficio. Señora y señor. Parejita, parejita:

Copy diferenciador en el primer scroll
Buen inicio de este copy

Si sigues bajando hay un gran despliegue de puntos de dolor:

Qué es el copywriting: puntos de dolor
Puntos de dolor bien tirados

Siguen con más propuestas de valor:

Propuestas de valor en copywriting
Por qué elegirles a ellos; un clásico del copywriting

Con un bloque de testimonios (¡hola!):

Testimonio de Joan
Los testimonios, otro clásico del copy

Y ya los servicios que ofrecen, cómo trabajan, quiénes son… una one-page de manual, muy bien ejecutada.

No quiero ser malo, pero mira esta otra asesoría y dime a ver cuál crees que llega mejor al cliente.

En la segunda no hay copy y lo sabes.

#3 Muebles Cúbica

Este copy tampoco es mío. Está muy bien parido.

Aquí tienes su web.

No voy a poner tantas capturas como antes, pero sí que quiero que veas patrones que se repiten de un ejemplo a otro.

Mira los puntos de dolor. En este caso es mucho menos agresivo que en ANEM y en la web de Andalucía Lab, pero también lo hacen porque quieren despertar una necesidad o un deseo en el lector:

Dolor en copywriting
Dolor sutil

Venga, y una de beneficios para despedirnos:

Beneficios, claves en el copywriting
Beneficios: qué se obtiene

¿Queda clarinete qué es el copywriting o no? ¡Va!

Hemos visto tres ejemplos: una web institucionalizada, una asesoría y una tienda de muebles.

Todas siguen, en mayor o menor medida, los mismos patrones: puntos de dolor, beneficios, testimonios, propuestas de valor, FAQs, autoridad… todo aquello de lo que se compone el copy, vamos.

El copywriting para anuncios es algo distinto porque el contexto no es igual, claro, aunque comparte los mismos principios.

El copy para redes sociales, lo mismo.

El copy para email marketing, otra vez lo mismo.

Idéntico no, porque se hace en otro sitio, pero las bases… sí que son las mismas.

No te las puedo contar todas porque no estamos en un curso de copywriting en el que podamos profundizar a tope, así que me despido dándote opciones:

  1. En Turmenta hablamos de copywriting en particular y de marketing turístico en general, y es mío (mía, pues es una membresía).
  2. En Soy Copywriter te enseñan a ser copy. Es el curso que hice yo hace años; accede y mira mi reseña, del todo sincera.
  3. En Capitán Reservas enseño copy y más cosas a empresas turísticas.
  4. El curso de copy turístico para emprendedores está en camino, pero llegará.

Poco más por este mes.

Si te he aclarado aunque sea un poco las dudas con respecto a qué es el copywriting me doy con un canto en los dientes.

Si no, te leo en comentarios, por si tuvieras algo que puntualizar.

¿Quieres suscribirte?

El responsable soy yo, Joan Marco, y mi finalidad es enviarte mi newsletter y de forma muy puntual alguna otra cosa. Me legitimas con el check de la casilla. Tus datos los tendrá mi proveedor, ActiveCampaign, que se acoge al acuerdo de seguridad EU-US privacy. Esta es su política de privacidad. Escríbeme sin miedo a info@joanmarco.com para hacer lo que te venga en gana con la info que me estás dando.

Comparte este post
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿quieres más?

Aquí tienes artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *