Cómo escribir títulos con sex appeal

¿Tienes Twitter? Ábrelo y haz scroll durante medio minuto, fijándote bien en los títulos salen por tu pantalla.

Bien, es muy probable que no me hayas hecho ningún caso (yo tampoco lo haría, no te preocupes). Tan probable como que si lo hubieras hecho, por tu pantalla habrían desfilado repetidas veces términos tipo “cómo”, “por qué” o números entre el 2 y el 20.

La razón es obvia: poner números en los títulos y expresiones que empiecen con “cómo”, “por qué”, “guía”, “la guía definitiva” y demás, funciona.

O viene funcionando muy bien hasta el momento en que me veo escribiendo estas líneas, un lunes del verano de 2018.

Con este post pretendo varias cosas:

  1. Que veas lo que son los títulos (sí, lo que son, que sigue habiendo lío).
  2. Que veas lo que considero un buen título.
  3. Que veas lo esenciales que son.
  4. Que veas las recomendaciones que se suelen dar para escribirlos hoy en día.
  5. Que veas mis recomendaciones particulares para escribir títulos.
  6. Animarte a que le des voz propia a tu marca.

En fin, que veas muchas cosas y que te animes un poco. Vamos allá.

¿Qué es el título de un post?

Puede ser dos cosas:

  • El title = título que vemos FUERA de nuestra web: en Google, en Facebook o en otras redes sociales.
  • El H1 = título que vemos DENTRO de nuestra web, tanto en la página /blog/ como en el propio post como encabezado principal.

El title y el H1 no tienen que ser idénticos, pero es lógico que sean muy parecidos. Como ya te dije en el post al que recurro constantemente, mi consejo es que si no te quieres calentar la cabeza simplemente le añadas una componente de branding al title y dejes el H1 virgen de cualquier cosa que no sea creatividad.

Por ejemplo, vayamos a este post. He elegido esto:

  • Title: Cómo escribir títulos con sex appeal – Joan Marco
  • H1: Cómo escribir títulos con sex appeal

Hay usuarios que escriben idénticos el title y el H1 y si tú haces lo mismo no va a pasar nada grave, pero hoy no venimos a hablar de eso. Te remito al post sobre diferencias entre title, H1 y meta que escribí hace unos meses.

¿Qué considero un buen título?

Si digo “título” a secas me voy a referir indistintamente tanto al title como al H1, dando por hecho que a partir de ese título sabremos generar ambos. Cuando necesite especificar, lo haré; de momento tiro por abreviar.

Y ahora sí: para mí, un buen título consigue una o varias de las siguientes cosas, no necesariamente en este orden:

  1. Posiciona en Google el post para alguna palabra clave con búsquedas suficientes
  2. Consigue un buen CTR para búsquedas relacionadas con la palabra clave elegida
  3. Consigue clics de usuarios a mansalva al generar interés o curiosidad.
  4. Informa y se muestra como avance del contenido del post.

Vamos a ver una a una con ejemplos.

#1 Un buen título ayuda a posicionar en Google el post

Cuando te hablé sobre SEO copywriting te dije que el title y el H1 son dos elementos sumamente importantes en la componente posicionamiento de la técnica.

No he cambiado de opinión.

Sin la palabra clave (o una ligera variación de la misma) en el title o en el H1 veo difícil posicionar para keywords relativamente competidas.

Mira este ejemplo. He buscado “hotel en valladolid” y he creado una tabla con los cinco primeros resultados y con los que están en la posición 10, 20, 30, 80 y 140:

títulos para "hoteles en valladolid"

De aquí extraemos dos conclusiones:

  1. Todos los de arriba atacan la keyword en el title, y todos menos TripAdvisor también lo hacen en el H1. Los del búho se van a por “alojamientos”, palabra complementaria que gracias a mi periplo como SEO turístico te puedo asegurar que también reúne miles de búsquedas.
  2. Los hoteles de Valladolid lo tienen difícil para competir en posicionamiento contra las OTA. Aprovecho aquí para meter una cuña publicitaria y presentarte al Capitán Reservas, por si no lo conocías todavía.

#2 Un buen título consigue buenos CTR para búsquedas relacionadas con la palabra clave elegida

El CTR es un porcentaje que indica cuántos clics de media se obtienen por cada 100 visualizaciones de un resultado en Google teniendo en cuenta el mismo término de búsqueda.

Por ejemplo, si tengo un post que tiene un CTR del 3% para “viajar a Australia”, quiere decir que de media, de cada 100 veces que se ha buscado “viajar a Australia” en Google y ha salido mi post como posible resultado, 3 de ellos han hecho clic sobre él.

Por lo tanto, tener un alto CTR para las palabras clave que intentamos posicionar es un buen indicativo.

El CTR de las páginas y posts solo lo puede conocer el propietario del dominio, así que en este caso no me queda más remedio que tirar de mi propia web:

CTR en Search Console

Evidentemente, lo que mejor CTR me genera es mi branding: la gente que me busca sabe lo que quiere. No es como buscar “copywriter”.

En la captura de Search Console vemos también que para la búsqueda “turismo 3.0” tengo un CTR del 18,1%. Es un valor muy alto, que se da por dos razones:

  1. El title y la meta del post hacen una buena pareja. Pienso.
  2. La keyword está posicionando en el segundo lugar, entre IEBS y Ostelea. Suele pasar que a mejor posicionamiento, mejor CTR, por aquello de que la gente no mira más allá de los primeros resultados.

Búsqeuda en Google de turismo 3.0

Así pues, el título, además de posicionar, también debe incitar a ser clicado cuando aparezca con otros nueve resultados orgánicos en Google, aumentando así el CTR y, con ello, el posicionamiento (cosas de SEO en la que no vamos a entrar): es como un círculo vicioso muy positivo.

#3 Un buen título atrae clics de usuarios a mansalva al generar interés o curiosidad

Conectado con el deber anterior, otro de los mínimos que habría que exigir a los títulos es el de conseguir clics no solo en Google, sino en todos lados.

Supongamos que escribimos un título que es buenísimo para el SEO. Si llegamos a las primeras posiciones conseguiremos clics por el mero hecho de estar ahí, pero no necesariamente debido a nuestra creatividad.

Ojo
Si el título no tiene algo, un gancho, un guiño al usuario humano —que no robot—, ese post o página solo conseguirá resultados al aparecer de los primeros en Google y si en algún momento baja de ahí, olvídate de las visitas. Sin creatividad y gancho no conseguirá clics ni en las malas posiciones de Google ni en las redes sociales.

Mal.

#4 Un buen título informa y se muestra como avance

O en otras palabras: dice la verdad y no engaña sobre lo que hay detrás.

Los títulos tienen que ser intuitivos. Deben servir al usuario para que se haga una idea del contenido que representa, sin llevarle a engaño.

Si cumple con esta condición, te ganas la confianza del usuario y es posible que te dé una nueva oportunidad al leer tu siguiente artículo. Bien.

Si no la cumple y el título cae en lo que se conoce como click baiting, cada usuario que sufra el engaño se irá por donde haya llegado y no volverá a leerte.

Sí, con títulos sensacionalistas y extremadamente llamativos consigues clics pero, ¿a qué precio?

¿De qué sirve conseguir visitas si automáticamente pierdes la opción de fidelizarlas?

Mira este post de Verné, titulado “8 increíbles técnicas que usan los titulares para llamar la atención (la #9 te sorprenderá)”.

Mejor título para el post, imposible. En él incluye ejemplos reales como estos:

  • Estas raras quintillizas nacieron en 1934, lo que pasó después conmocionó a millones de personas.
  • 20 cosas que solo la gente que ama dormir entenderá.
  • ¿Puedes leer este post sin sentirte viejo?
  • No podrás contener las lágrimas al ver cuando esta pareja finalmente conoce a sus hijos adoptivos.
  • 12 imágenes adorables por las que tienes que detenerte y verlas ahora mismo.

Casi nada, ¿eh?

Luego entras en los posts y te das cuenta de que lo que le pasó a las quintillizas no conmocionó a nadie, que los que amamos dormir no entendemos ninguna de esas veinte cosas, que ese post te lo has leído sin añadirte ni un año encima, que no has derramado ninguna lágrima viendo esa pareja y que jamás te detendrías para volver a ver ni una de esas doce imágenes.

¿Por qué son tan importantes los títulos?

Atendiendo a lo que considero un buen título, diría que su importancia radica en lo siguiente:

  1. Ayudan a posicionar posts y páginas en Google, por lo que aumentaremos el tráfico orgánico a nuestra web. Y el tráfico orgánico, habiendo aplicado un poquito de copywriting, ya sabemos en qué puede derivar.
  2. Llaman la atención y consiguen el clic de los usuarios, en detrimento de los autores de otros posts con títulos menos acertados.

Esto es si los títulos son efectivos.

Pero ¿y si los títulos de una web son una peste? ¿Qué pasaría?

  • Pésimo CTR y pocos clics en redes sociales = Peor posicionamiento
  • Peor posicionamiento = Menos tráfico
  • Menos tráfico = Menos clientes
  • Menos clientes = Menos ingresos
  • Menos ingresos = Menos recursos
  • Menos recursos = Cero capacidad de recuperación
  • Cero capacidad de recuperación = Cierre del negocio

Drama absoluto.

Cómo escribir títulos efectivos:
las recomendaciones generales

Los posts que veas por ahí hablando sobre títulos suelen incluir una serie de fórmulas que debería estar colocada aquí mismo, pero voy a resumírtelas a continuación:

#1 Números

Si has sido de las pocas personas que me haya hecho caso al inicio del post, cuando te he pedido que abrieras Twitter y lo vieras durante medio minuto, habrás visto que los números parecen haberse apoderado de los títulos.

¿Por qué todos usan números?

Porque funcionan. Así de simple.

Pueden ser de tu agrado o no. A mí no me gusta nada, la verdad, pero no puedo negar que empezar los títulos con números ofrece resultados extraordinarios, pese que me pese:

  • 7 razones por las que visitar Madrid durante el mes de abril
  • 5 cosas que no pueden faltar en tu mochila para tu viaje a Indonesia
  • 8 motivos para hacer senderismo en Irlanda
  • Las 15 expresiones más importantes para desenvolverte con el italiano
  • 10 fórmulas infalibles para escribir títulos que funcionen

#2 Adverbios

Otro recurso tremendamente socorrido al escribir títulos.

Vuelven a no ser santo de mi devoción. Otra vez una manía mía, porque evidentemente funcionan.

Son indicativos del contenido que esconden detrás, pueden generar curiosidad al mismo tiempo y en muchos casos nos dan la sensación de que podemos obtener algo de forma inmediata, cosa que nos encanta:

  • Cómo escribir títulos con sex appeal
  • Qué hacer para conseguir más reservas en tu hotel
  • Por qué tu web no está consiguiendo leads
  • Cuándo publicar en redes sociales para conseguir interacciones
  • Dónde hacer SEO en la web de una agencia de viajes

Con los adverbios sucede una cosa, y es que en muchos casos forman parte de palabras clave, cosa que no pasa con los números.

Por ejemplo:

  • Cómo conseguir vuelos baratos
  • 7 formas de conseguir vuelos baratos

Si nos vamos a AdWords a buscar el volumen de “cómo conseguir vuelos baratos” por un lado y “formas de conseguir vuelos baratos” o “7 formas de conseguir vuelos baratos” por otro, obtenemos lo siguiente:

Volúmenes en AdWords

Y esta es la tónica general: el adverbio “cómo” es un gran aliado del SEO a la hora de escribir títulos.

#3 Otros recursos atractivos

Hay elementos que no son ni números ni adverbios que también funcionan muy, pero que muy bien.

Seguro que en algún momento has visto títulos formados parcialmente con las siguientes palabras o expresiones:

  • Guía → Guía para vender más viajes desde tu web
  • Guía definitiva → La guía definitiva para conseguir más reservas en tu restaurante a través de tu web
  • Gratis → Bancos de imágenes gratuitos de los que conseguir fotos
  • Ahora/ya/en poco tiempoAumenta desde ya el tráfico a la web de tu empresa con estos sencillos trucos
  • ¿? (símbolos de interrogación) → ¿Conoces estos métodos para evitar abandonos del carrito de la compra?
  • El/la mejor o los/las mejoresLos mejores destinos turísticos para viajar en octubre

La lista es mucho más larga, pero estos seis me parecen un buen indicativo.

Ahora imagina que combinas números, adverbios y estos recursos. Unos con otros. A lo loco. La mezcla que te queda es explosiva y sería de tontos no reconocerlo:

  • Dónde encontrar imágenes gratis para la web de tu agencia
  • Las 6 mejores compañías de alquiler de vehículos según los usuarios
  • ¿Conoces estas 14 formas de potenciar el canal directo de tu hotel?
  • Descubre cómo conseguir en 2 días 100 seguidores en Twitter con estos 4 trucos
  • La guía definitiva para saber dónde colocar las fotos en un post

Yo mismo, aunque reniegue, echo mano de estos recursos cuando lo necesito, por lo menos de forma parcial.

Mis sugerencias particulares para generar títulos

El post normal habría terminado aquí, pero no habría aportado cosas nuevas a lo que ya se puede leer por la red en excelentes artículos hablando sobre crear títulos.

Antes de darte mis consejos vamos a recordar lo que tendría que conseguir un buen título. Hago un copy paste del inicio del artículo:

  1. Posiciona en Google el post para alguna palabra clave con búsquedas suficientes
  2. Consigue un buen CTR para búsquedas relacionadas con la palabra clave elegida
  3. Consigue clics de usuarios a mansalva al generar interés o curiosidad.
  4. Informa y se muestra como avance del contenido del post.

Ahora sí:

#1 Sé diferente

Este consejo gana por goleada a los que vienen después.

¿Dónde nace la necesidad de ser diferente?

Pues en que cada vez somos más, por lo que la información que se genera no deja de crecer. Todos leemos a los mismos profesionales, y antes o después acabamos con la sensación de estar infoxicados.

La diferenciación es la llave para evitar la infoxicación. Luego tu contenido tiene que aportar un valor real, porque si no volvemos a lo de estar engañando al personal y ese no es el camino.

¿Cómo podemos ser diferentes escribiendo títulos?

Es aquí donde echamos mano de la riqueza del castellano. Anda y que no hay expresiones, adjetivos, nombres, tiempos verbales y adverbios para salirse de lo común y no parecerse a la mayoría.

Mira este post, se llama Cómo escribir títulos con sex appeal.

Me la estoy jugando añadiendo esa componente final relacionada con el sexo, pero pienso que merece la pena. Y bueno, ya me la jugué en su momento con el post llamado “Anatomía del trío perfecto del marketing online” y salió bien, aunque siga apareciendo como resultado para gente que busca en Google “tríos reales” y cosas relacionadas con los ménage à trois.

Si pienso en un título que refleje que el contenido le servirá al usuario para aprender a escribir títulos, otras formas de escribirlo y diferenciarme podrían ser las siguientes:

  • Cómo escribir títulos y no morir en el intento
  • El arte de escribir títulos y atraer más que un iPhone
  • Así escribo títulos cañones
  • Fórmulas nada definitivas para escribir títulos
  • Escribir títulos que triunfen es sencillísimo si eres David Ogilvy. Si no, toma nota

Pueden tener más o menos éxito, pero probablemente el que vea esto en un título le dará una oportunidad al post.

#2 Cuanto más cortos, mejor

Los títulos largos pueden provocar que nuestro mensaje se diluya. Y no por ser más largo va a decir más cosas:

  1. Cómo hacer SEO copywriting en tus páginas de venta
  2. Una de SEO copywriting

Cuando escribí un post hablando sobre el SEO copywriting lo titulé de la segunda forma en el H1. En el title me fui a algo más convencional.

Y oye, si yo busco en Google SEO copywriting y me salen dos resultados con estos títulos, creo que me serviría cualquiera pero mi clic (el mío particular) se lo llevaría el segundo por eso de la originalidad.

Es una cuestión de gustos personales. Es lo que me gustaría a mí y por eso te lo estoy contando aquí, en este blog, al que te puedes suscribir en un periquete:

únete a la comunidad de JoanMarco.com

¿Te apuntas?

Escribe, conecta y dispara tus ventas

Recibe en tu correo los contenidos que vayan saliendo en el blog

Vende más y aumenta tus reservas con textos llenos de sabor e intención.
He leído y acepto la política de privacidad *
LOS 10 MANDAMIENTOS DEL
COPYWRITING GASTRONÓMICO

Responsable: un servidor, Joan Marco Pérez.

Finalidad: enviarte mi newsletter hasta que te canses de ella.

Legitimación: la que tú me das poniendo el check en la casilla.

Destinatarios: mi proveedor de email marketing, ActiveCampaign, que se acoge al acuerdo de seguridad EU-US privacy.

Derechos: podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando te venga en gana en info@joanmarco.com.

#3 Aprovecha para hacer SEO, que es un buen sitio

Si llevas idea de posicionar algo con el post, utiliza los títulos para meter la palabra clave entera o de forma parcial. Y si además la colocas a la izquierda, mejor que mejor.

La pareja title y H1 es de lo más importante a nivel on page, así que no desaproveches ese espacio.

Y al mismo tiempo no dejes de lado las dos cosas que acabamos de ver ahora: la diferenciación y la brevedad. Si la keyword es muy larga siempre podemos apretarnos el cinturón y mostrar solo una parte de ella.

Seguimos con el ejemplo anterior. Si queremos hacer SEO con la keyword “cómo escribir títulos”, ser breves y originales al mismo tiempo, aquí van otras opciones:

  • Cómo escribir títulos cañón
  • 1400 formas de escribir títulos que desconocías
  • Cómo escribir títulos. Qué digo títulos: titulazos
  • Escribe títulos 6 estrellas con estos consejos
  • Cómo escribir títulos con sex appeal

Yo he elegido la quinta opción para este post.

Es corto, me va a ayudar a posicionar “cómo escribir títulos” y tiene cierto aire diferente, mucho más que si hubiera escrito “cómo escribir títulos atractivos” aunque el mensaje enviado fuera el mismo.

La experiencia siempre será un grado
Aunque seamos la persona más creativa del mundo, cuando nos pongamos a escribir titulares la experiencia siempre influirá en el resultado. Mis títulos de 2015 no tienen nada que ver con los de ahora, que no se parecen ni a los que escribía hace unos meses.

Dale voz propia a tu marca, pero sé coherente

3.000 palabras después, tengo unas ganas bárbaras de acabar este post y lo voy a hacer con tres mensajes:

#1 Da el paso y diferénciate

Tanto si tienes mucha marca como si no, te recomiendo muy encarecidamente que empieces a saltarte el guion y a moldear una identidad verbal propia, que guste y sea fácilmente reconocible.

Que cuando alguien la lea diga: bingo, sé quién es.

Y que en los títulos que escribas, evidentemente, se vea reflejada esa identidad.

#2 No pierdas la cabeza

Sé diferente hasta donde puedas serlo.

Recuerda que siempre, siempre, siempre, todo lo que hagas tiene que tener en cuenta a tu Buyer persona, y los títulos no son una excepción.

#3 Haz los sacrificios necesarios

Por otro lado, también puedes hacer algún sacrificio si lo necesitas:

  • Si resulta que en un post de tu calendario editorial no tienes que posicionar absolutamente nada, toda la parte SEO de incluir la keyword y ponerla lo más a la izquierda posible desaparece: ¡libertad! 
  • Y si te ves muy justo, ¿por qué no estirar un poco el título? O caer en los números, o hacerlo demasiado SEO y ganarte las visitas por estar de los primeros en Google.

Te he hablado de cómo me gustan a mí los títulos y cómo intento hacerlos cuando se dan las condiciones para ello, pero yo también peco. Mira por ejemplo el título del segundo post de mi web: 8 razones por las que los hoteles deberían tener un blog.

Casi nada. Tiene todo lo que te he contado que no me gusta. Ahora lo sé, pero cuando lo escribí no: la experiencia cuenta 😊

Caracoles

Bueno, pues ya está. Espero que el título del post no te haya dado una idea equivocada de lo que había dentro.

Mi objetivo era que vieras lo que considero un buen título, los porqués y dos o tres apuntes para crear los tuyos y cumplir con esos objetivos que todo título debe perseguir.

Vuelvo a repetir que es un post muy subjetivo y que no hay nada infalible. Si me quieres apuntar qué método sigues tú, si estás de acuerdo o no con lo que digo o si tienes cosas que añadir que enriquezcan este post, te agradeceré infinitamente que me lo cuentes en los comentarios 😊

¡Hasta el 25 de octubre!

Joan Marco

Copywriter y redactor de contenidos, especialista en el sector del turismo 3.0. Me va cocinar, viajar y la NBA. Nunca le hago ascos a una cerveza. Viviendo en Barcelona, deseando volver a mi Valencia natal. La conjura de los necios del gran Ignatius Reilly cae una vez al año, sin excepción.

4 comentarios en “Cómo escribir títulos con sex appeal

  1. Un post estupendo, como siempre 😉
    Es cierto que lo de los números y los adverbios funciona muy bien, pero también se agradece algo de originalidad y aire fresco. Me quedo con tus ideas para innovar 👌🏼

    • ¡Gracias, Rocío!

      Sí, la verdad es que como todos hacemos lo mismo al final hay que salirse por la tangente y probar cosas nuevas. A ver si Google indexa bien el title de este post y veo que el CTR es bueno para búsquedas tipo “cómo escribir títulos”, que ese es uno de los objetivos 🙂

      ¡Un abrazote!

  2. Como siempre, chapó por tus contenidos, Joan
    A mí también me dan pereza los títulos con números, pero reconozco que funcionan.
    Pero estoy contigo: prefiero un poco de originalidad 🙂

    Besiño

    • Ayyy gracias, Patricia.

      Sí, dan palo eh… Imagino que antes o después acabarán pasando de moda, pero hasta entonces supongo que en cierta manera nos toca pasar por el aro. Eso no quita para que podamos diferenciarnos igualmente 🙂

      ¡Un besote!

Deja un comentario


Acepto tu política de privacidad *

Responsable: un servidor, Joan Marco Pérez.
Finalidad: moderar los comentarios, que hay mucho troll por ahí.
Legitimación: la que tú me das poniendo el check en la casilla.
Destinatarios: mi proveedor de hosting, Raiola Networks.
Derechos: podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando te venga en gana.