Errores en webs de alojamientos

El de los 12 errores castañeros en webs de alojamientos

Cuántas, cuantísimas webs de alojamientos he peinado durante estos años como copy turístico.

Buf.

Como en mis posts me mola poner ejemplos, he mirado en todos lados en busca de esto o aquello que apoyara la explicación teórica aportada.

Y como no quiero poner ejemplos míos (en mi blog los verás muuuuy pocas veces), pues he tenido que dar vueltas y vueltas.

Muchas de esas vueltas han sido alrededor de webs de todo tipo de alojamientos: hoteles, hostales, casas rurales, campings, apartamentos de alquiler vacacional, Airbnb… de todo tipo, sí.

Y he visto de todo.

Cosas buenas y cosas no tan buenas.

Y hoy, lamentablemente, me voy a centrar en las no tan buenas, aunque últimamente esté intentando ver la vida desde un punto de vista más positivo.

Voy a listar y explicar (y añadir ejemplos, que no se diga) de errores en webs de alojamientos en cuanto a copywriting, redacción y SEO, los tres campos que más domino.

Y de postre, unos errorcitos más miscelánea, pero sieeeempre atribuidos a webs de alojamientos como los que te he dicho.

Hecha la intro, vamos al liazo.

Venga, empecemos con los de copy.

Errores de copywriting en webs de alojamientos

Antes de seguir, cuidado, que hace mil escribí un post sobre errores de copywriting en general en turismo e igual puedes rescatar algo.

Si nos centramos en alojamientos, de todas formas, yo pondría estos:

#1 Ni propuestas de valor… ni propuestitas

Sí, si yo ya sé que llevar un alojamiento no es sencillo.

Los huéspedes dan por saco.

Y no dejas de ver por Internet todo lo que hay que hacer a nivel marketing.

Peeeero hay unos básicos que, aunque te cueste llegar, hay que cumplirlos… y uno de ellos es diferenciarte de los alojamientos que, en apariencia, ofrecen lo mismo que tú o que son una alternativa a ti en tu destino.

Y eso se hace, redoble de tambores, con las famosas propuestas de valor.

Ser un alojamiento único en tu zona es complicado hoy en día, así que tendrás que decir abiertamente por qué eres mejor opción que los demás (sin desmerecerlos, ojo).

Mira, me refiero a, por ejemplo, como hacen en el Palacio Villapanes:

Buen ejemplo de propuestas de valor
Así de bien lo hacen, sí

Que en su home se la sacan y te dicen que es un palacio del S.XVIII.

Otro error en las webs de alojamientos muy relacionado es el de obviar las propuestitas de valor.

Las propuestitas, que no propuestas, son las que incitan a un cliente a hacer la reserva por el canal directo.

En el mundo de los alojamientos, la intermediación está a la orden del día y hay caballos de batalla como las OTAs capaces de todo con tal de vender habitaciones de otros a cambio de una suculentísima comisión.

Para evitar que el cliente visite la web del alojamiento y acto seguido se vaya a la OTA a reservar (va, seguro que lo has hecho alguna vez), toca dar razones.

Y que se vean, che.

Mira, algo así como hacen en el Hotel Gran Bilbao:

Propuestas de valor para pedir la reserva directa
Propuestitas para reserva directa

Que luego igual Booking lo vende más barato porque se pasa la paridad por el forro y además su cancelación es gratuita en vez de flexible pero oye, este hotel hace lo que tiene que hacer.

En las webs de alojamientos con varios canales de distribución que no haya estas propuestitas de valor es criminal, con todas sus letras.

#2 Menos catálogo y más experiencia, copón

Entiendo que este error viene cuando nos ponemos a escribir la web sin saber muy bien qué poner.

Como no sabes por dónde tirar, pues tiendes a describir el alojamiento en sí.

  • Esta casa rural tiene X metros cuadrados, X habitaciones, X servicios y está en X lugar.
  • Este apartamento está en primera línea de playa, recién reformado y tiene cocina.
  • Este hostel tiene habitaciones compartidas, un pequeño bar y es muy céntrico.
  • Este hotel tiene 80 habitaciones, salón de desayuno, spa y parking.

Yo me voy por patas si leo eso.

Esa info, que sí que hay que ponerla (pero acompañada), solo describe el alojamiento.

Y descripciones hay una por cada alojamiento que existe sobre la faz de la Tierra.

¿Por qué no ir un pasito más allá?

El alojamiento se olvida de decir qué aporta esa característica y, además, de contarla de forma que se perciba como una auténtica experiencia para el huésped.

  • Casa rural de X metros cuadrados para que si os enfadáis, no tengáis necesidad de cruzaros. Las X habitaciones te permiten traerte hasta la suegra. Tenemos Play Station para que os echéis un pro si os da por ahí y está situada perfeeeecta para hacer rutas, así que igual pasáis de la Play.
  • Apartamentazo en primera línea, por lo que vas a pasarte la vida o en la cama o en la playa, que para eso están las vacaciones. Está reformado, así que prepárate para relajarte a lo grande sabiendo que has elegido bien y oye, no te dejarás ni un duro en restaurantes si no quieres porque tiene cocina, donde podrás hacer tortilla de patatas para impresionar a tu pareja.
  • Hostal con habitaciones compartidas para ahorrarte unos euros que puedas invertir en beber cerveza hasta que salga el sol. Y no te hará falta irte muy lejos porque tenemos cantina, así que el tedioso camino de vuelta a casa lo harás en 8 segundos aproximadamente. Y por si fuera poco nos ubicamos en pleno centro, por lo que puedes desplazarte andando así que la pasta que te dejarías en transporte público… ya sabes, en nuestra cantina está la respuesta.
  • 80 habitaciones como 80 templos, a cada cual más acogedor, para descansar por todo lo alto de un exhaustivo paseo por el centro de la ciudad. Tráete el coche y no sufras por dónde dejarlo, que te abrimos la puerta del garaje y te olvidas de él. Céntrate mejor en disfrutar del mañaneo con el desayuno y, por qué no, una prolongación del placer en nuestro spa de la tercera planta.

Esto son, naturalmente, ejemplos rápidos y sin estructura ninguna.

Pero si te fijas, cuando los lees sí que te da un poco la sensación de saber qué puede pasar cuando vayas… y por ahí van los tiros.

Y no hace falta caer en la informalidad de esa forma, ojo, que yo lo he hecho así para que se note lo que quiero transmitir.

#3 El about es dramático

Si sobre el alojamiento en sí ya nos cuesta escribir, imagina cuando tenemos que hablar de nosotros mismos…

Cueeeeesta, y cuesta casi más que todo lo demás.

¿Qué cuento de mí, que alquilo este pisazo?

¿Y de la plantilla que trabaja en el hotel?

¿Y de mi marca?

En el calendario editorial de este año tengo un post dedicado exclusivamente a los abouts para empresas turísticas, así que llegado el momento lo linkaré desde aquí.

Hasta entonces, alguna ideilla para la información a incluir en esta página tan importante y, al mismo tiempo, incomprensiblemente infravalorada:

  • Por qué existe el alojamiento: de dónde viene, de quién fue la idea…
  • Su historia: ¿qué era antes? Si es un prostíbulo te lo escondes pero si era un teatro antiguo ni tan mal, ¿no?
  • El personal, de forma más íntima: a mí me gusta saber a quién reservo habitaciones. Si es el propietario de una casa rural me gusta saber que los domingos come paella y que echa el Euromillones los lunes a ver si suena la flauta. Si estamos ante una gran estructura como pueda ser la de un hotel, esto lo obviamos.
  • Qué ofrece el alojamiento: sí, el about también es un buen lugar para venderse y si no, échale un ojo al mío.
  • Curiosidades sobre el alojamiento: ese toque más íntimo y cercano gusta y atrae.

El cómo hilar toda esa info… De eso ya hablaremos en el post centrado únicamente en esos abouts turísticos llegado el momento.

Errores de redacción en webs de alojamientos

Damos un salto y nos pasamos al blog, donde hacemos redacción turística.

Aquí van los errores que cometen los alojamientos en sus webs en este sentido:

#4 El blog es un desastre y no hay orden alguno

No quieras saber la de veces que he buscado blogs de hoteles cañones, que referenciar, que alabar y venerar, y me he encontrado con dramones.

Supongo que todo se debe a la falta de uso de un calendario editorial en condiciones.

Sea como sea, hoy en día el blog hotelero medio o no existe, o mezcla noticias locales con artículos que saca todos los años sobre lo mismo o cuenta algo sin venir a cuento y al final se ve un enlacito apuntando a la home.

Y el blog del resto de alojamientos que no son hoteles… ese ni existe en un 99% de casos, así que no hago mención alguna.

El blog tiene que existir, y lo mismo que cuento en el post sobre blogs de hoteles se puede extrapolar al resto de alojamientos.

Y además de existir, se tiene que trabajar con coco: con objetivos, optimizando lo que proceda, cubriendo el destino en el que se encuentra el alojamiento, no dejando títere con cabeza y llenando cada vez más las SERPs de Google.

Cuando esto se consiga, las visitas orgánicas irán llegando y con un buen copy turístico, ¡premio!

#5 El destino del alojamiento no está bien cubierto

Ya he adelantado algo en el punto #4.

Con «cubierto» me refiero a que los destinos tienen búsquedas a cascoporro, y es interesante que la web del alojamiento aparezca bien posicionada en todas ellas.

Y ojo, que no hace falta que el destino sea Barcelona para que genere búsquedas.

Vamos a probar con uno más modesto (que me perdona la buena gente de Murcia) en el planificador de Google Ads, a ver qué sale:

Keywords del destino Murcia
Keywords del destino Murcia

Esto son términos que he buscado yo porque sé lo que suele interesar de toooodos los destinos, pero el planificador da… no te lo pierdas: 1.041 sugerencias.

Vamos, que hay Murcia para aburrir, y eso que no me he metido a buscar monumentos o puntos de interés.

Si un alojamiento cualquiera de Murcia no tiene posts que posicionen de una forma u otra para todas estas búsquedas (y las que me he dejado, que son decenas y decenas), mal.

Error.

Así que a generar el calendario y a darle a la tecla, y con el tiempo esto se soluciona.

Ah, y si no me coges Murcia porque no te gusta su acento o porque es una capital de provincia, vamos a hacer la prueba con un pueblo aparentemente poco glamouroso, Motilla del Palancar (que me perdonen sus buenas gentes aquí también):

Keywords de Motilla del Palancar
Keywords de Motilla del Palancar

No tiene los niveles de Murcia pero demostrado queda que los destinos, por pequeños o poco famosos que sean, generan búsquedas.

Si necesitas una ayudita con todo esto ya sabes que en Turmenta vemos todas estas cosas, ¿no?

#6 Parece que los posts los haya escrito un recepcionista contento

El tercer error que cometen las webs de alojamientos en su blog es que parece que los posts los haya escrito algún motivado.

Como nos han dicho que hay que escribir, lo hacemos, pero de cualquier forma.

Del mismo modo que a mí no me puedes poner en una recepción para sonreír a todo huésped que llegue o que no sería un buen casero, no vale cualquiera para hacer redacción turística.

Tira de alguien que pilote, que domine la redacción optimizada, que sepa optimizar fotos y que se le dé bien organizar un blog que aspira a convertirse en referencia en el destino en el que se encuentra el alojamiento.

Vamos, que te pongas en manos de un redactor que no escriba todo así!! Ni con frases que digan siempre que en nuestro alojamiento esto o lo otro!! Huye!! Huye de eso!!

Vamos a pasar a los errores más de tipo SEO.

Errores de SEO en webs de alojamientos

Llegó la hora de ponerse un poco tequis.

Pero no mucho, que con el post del mes pasado ya hubo suficiente, aunque… empezaremos por ahí.

#7 El alojamiento no gestiona bien los idiomas cuando tiene la web en varios

Antes de nada: sobre los idiomas en las webs de turismo ya hablé en el post del mes pasado largo y tendido.

Así que te lo voy a resumir: si tienes un alojamiento, mi recomendación es que si quieres mostrar la web en varios idiomas utilices subdirectorios.

Y que una vez lo decidas, hagas tres cosas:

  1. Crea un perfil de Search Console distinto para cada subdirectorio.
  2. Implementa las etiquetas hreflang en cada landing de la web, para decirle a Google qué páginas en distintos idiomas se corresponden entre sí.
  3. Orienta cada perfil de Search Console al país en el que deseas posicionar cada idioma.

Con esas tres cosillas, lo de los idiomas lo tienes solucionado… siempre y cuando transcrees y no te quedes en una mera traducción.

#8 Ataca keywords imposibles y es demasiado agresivo optimizando

Has escuchado a alguien decir que hay que poner muchas veces la palabra clave para que la gente te encuentre en Google y claro, tú la pones, que eso es muy fácil.

Y escribes mil veces por toda tu web (toda tu web, insisto, no solo en una URL) cosas como estas:

  • Casa rural en Valencia
  • Apartamento en Sitges
  • Hostal en Sevilla
  • Hotel en Cádiz
  • Camping en Segovia
  • Alojamiento en Gijón

Y cuando el posible cliente entra en tu web, lee esa expresión tantas veces que la cabeza le hace boomy se va por donde ha venido.

Ahí hay tres cosas que haces mal:

  1. La keyword que estás eligiendo es muy ambiciosa: te va a costar mucho posicionarla porque por ellas posicionan OTAs y metabuscadores y… no hay manera de superarles. Tendrías que elegir otra más long tail y menos competida u olvidarte y atacar tu marca apoyando la estrategia desde el blog.
  2. La optimizas en todos lados, cuando solo tienes que optimizar una keyword (intención de búsqueda si nos ponemos finos) por URL. Repetir hasta la saciedad «casa rural en valencia» en la página de contacto no te va a ayudar en nada y vas a quedar fatal.
  3. En tu home, además de esa keyword tan genérica, tienes que atacar tu marca… Lo que nos lleva al último error SEO en el que caen muchos alojamientos.

#9 No blinda su marca en la home

En el mundo de los alojamientos, en los que la omnicanalidad está tan a la orden del día, se hace imprescindible asegurar las búsquedas de marca.

Tener el dominio propio de la marca debería ser un valor segurísimo para salir el primero en Google ante esa búsqueda de marca pero como los que van por detrás aprietan tanto, hay que andarse con ojo.

Y con andarse con ojo me refiero a no dejar que nadie haga un sorpasso y se ponga por delante.

¿Cómo se asegura una marca en la home?

Escribiendo la marca en el title, en el H1, en otros encabezados, en el content… Vamos, haciendo SEO copywriting optimizando la marca en la home.

Por eso, lo de atacar «hotel en valencia» en la home me parece una pérdida de energía. Mejor tira de marca y ataca «Hotel Joan en Valencia» o solo «Hotel Joan», que como empieces a perder esas búsquedas que quieren dar con tu web… va a haber de todo menos risas.

Y eh, no me lo estoy inventando.

Hace un par de años le hice el copy a un hotel que lo buscabas en Google por su nombre y aparecía en cuarta o quinta posición.

Errores en webs de alojamientos más rollo miscelánea

Vamos a terminar el post de errores castañeros en alojamientos con tres más, pero esta vez no categorizables en ningún grupo de los anteriores.

#10 El alojamiento no da valor a las habitaciones

De forma pública, digo. En su web.

Pone las habitaciones porque las tiene que poner, porque piensa que el usuario va a querer saber cómo son.

Y quiere, claro, ¡pero un poco de saleroooooooooo por favor!

Los metros cuadrados están bien, pero es insuficiente.

El equipamiento, lo mismo.

¿Amenities? Dame más.

Cuando por pantalla aparecen dos habitaciones distintas (en /habitaciones/) cuya única diferencia son los metros o el tipo de cama, mal vamos.

Hoteles, hostales, casas rurales, apartamentos en alquiler, viviendas vacacionales, bungalows… Las habitaciones de cualquier tipo de alojamiento merecen tener pequeños fragmentos de copy que las diferencien en esencia de las demás.

Y se puede, porque no son copies muy largos y es fácil diferenciar unos de otros.

¿Qué hace diferente a esa habitación? Se dice.

¿Solo el tamaño de la cama? Se dice también.

Mira, un alojamiento que tiene unas habitaciones de miedo es el Puerta América, conocidísimo por el diseño de muchas de sus plantas por varios arquitectos de fama mundial:

Habitaciones del Puerta América
Habitaciones de una de las plantas del Puerta América

Pero claro, no todos los alojamientos tienen la suerte de tener una planta diseñada por Zaha Hadid y otra por Jean Nouvel, que ya consigue la reserva de por sí, así que toca hilar fino.

Descripción de habitaciones de un hotel
Descripción apañá en habitaciones de un hotel

Mira esta imagen.

Son dos habitaciones que no tienen landing propia para describirse y se limitan a un pequeño espacio de cuatro líneas, pero lo hacen bien.

No pongo quién es en este caso; ata cabos y entenderás por qué 😉

#11 No vende el destino y, si lo hace, no lo vende bien

Los alojamientos son, en un 99% de los casos, un medio para disfrutar de un destino.

Entre ese 1% restante estaría el Puerta América que he puesto antes, por cierto.

Por ende, el destino se convierte sí o sí en una de las propuestas de valor del alojamiento… que tendrá que venderlo bien.

Cuando un cliente está viendo la web del alojamiento lo lógico es que ya tenga el destino elegido, por lo que este le da la menor importancia y oye, palante con cualquier cosa.

Pero ponte tú en el lado del huésped: estás viendo varias webs de alojamientos y de pronto llega una y te describe el entorno de forma mágica. Te da tanta seguridad y te gusta tanto lo que describen que te fías 100%.

Confías.

Confías en que una vez allí, si les preguntas te contarán todo lo que necesites saber para vivir ese destino de esa forma que han descrito.

Confías, inconscientemente esta vez, de que ese destino solo te lo vende este alojamiento.

Con esto último me refiero a que si después te pones a leer la web de otro alojamiento y vende fatal el destino en el que se encuentra, no sentirás que con el alojamiento 2 puedes vivir el destino descrito como ha hecho el alojamiento 1.

Si te estás liando, aterricemos esta idea: si le pides a diez personas de Madrid distintas que te hablen sobre cómo perciben su ciudad, las diez te darán diez respuestas diferentes.

Así que ya sabes: pestañita en la web con el nombre del destino y a hacer ese viaje más apetecible de nunca con lo que lea el futuro huésped.

#12 Seguir lo que hacen los demás

¿Todos los alojamientos hacen redes sociales? Yo también.

¿Todos invierten en Google Ads? Yo también.

¿Meten pasta para ads.. pero de Facebook? Lo copio.

¿Hacen SEO? A por ello.

Meeeeeec.

En un mundo en el que cada vez somos más y estamos tan expuestos a mensajes de todo tipo, la diferenciación es una apuesta segura.

Si se hace con cabeza, claro.

Hay que tener en cuenta una cosa: los grandes alojamientos que marcan las tendencias a nivel marketing viven, y muy bien, gracias a sus búsquedas de marca.

No tienen la imperante necesidad de potenciar su venta directa porque ya les va, así que hacen poco y lo poco que hacen, lo hacen despacio.

¿Por qué los alojamientos más modestos se ven tan incapaces de saltarse el guion?

Invertir en un copy para la web.

Contratar un social media que publique de forma distinta.

Comunicar de forma cercana y nada impersonal.

Dejarse dar por unos rayitos.

¿Será por opciones?

¡Diferenciación, copón!

Poco a poco, que si no…

Hala, pues ya está. Doce errores como doce soles que los alojamientos que cometan puedan ir paliando… pero que lo hagan poco a poco.

Si tienes un alojamiento y palmas en todo, tómatelo con calma y, consejo no solicitado, ponte en manos de un profesional que te eche un cable todo lo que pueda.

Si solo caes en alguno pues oye, lo tienes mejor, pero no hay que descuidarse.

Espero que no te vayas de aquí con depresión, sino animaete para que la web de tu alojamiento sea tan cañón como el alojamiento en sí, sea del tipo que sea.

¿Quieres suscribirte?

El responsable soy yo, Joan Marco, y mi finalidad es enviarte mi newsletter y de forma muy puntual alguna otra cosa. Me legitimas con el check de la casilla. Tus datos los tendrá mi proveedor, ActiveCampaign, que se acoge al acuerdo de seguridad EU-US privacy. Esta es su política de privacidad. Escríbeme sin miedo a info@joanmarco.com para hacer lo que te venga en gana con la info que me estás dando.

Comparte este post
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿quieres más?

Aquí tienes artículos relacionados

2 respuestas

  1. Joan, gracias por este súper post. Me encanta ver los ejemplos y darme cuenta de toda la chicha que se le puede sacar a los textos de la web.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *