Soy Copywriter: carta a los reyes magos

El de lo que no faltaría en mi carta a los Reyes Magos si fuera copywriter

Cómo me mola empezar una futura tradición y que pase el tiempo poco a poco y oye, al final se acabe convirtiendo en eso: una tradición.

No es que lo de este post lleve haciéndolo 20 años (todo llegará), pero ya es la tercera carta a los reyes que escribo y oye, que me gusta como forma de despedir el año.

Si quieres acceder a las dos primeras, son estas:

Y la de este 2020 la voy a escribir en calidad de copy. No de copywriter turístico en particular, sino de copywriter en general.

¿Qué pediría a Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente si fuera copy y estuviera arrancando?

Por cierto, que sobre Soy Copywriter opino aquí.

Pero aquí estamos para otra cosa y aquí va el listado de deseos. Igual alguna se repite con otras cartas, pero es normal: como copy soy autónomo y trabajo en casa, so

Va, que vamos. Recuerda que algunos links serán de afiliado.

He dividido la carta en tres apartados. En el primero hablaré de cosas más digitales; en el segundo, más físicas y en el tercero, más «un poco de todo».

Pero recuerda: todas sirven si eres copy. Al lío.

La parte menos «física» de mi carta

La dignidad de Los Simpsons
Fuente: Antena 3

Son cuatro cosas:

#1 Licencia de Office

Si escribes en Word como yo y no en Drive ‒hace poco cayó Google, así que ese argumento ya no es infalible‒, es interesante que lo hagas de forma legal.

No hace falta que te dejes un pastizal, porque si les comentas a los Reyes que en Amazon distribuyen licencias por dos duros igual les convences.

El programa te lo puedes bajar directamente de Microsoft al ser gratuito.

Lo que cuesta money es esta licencia:

#2 Una ayudita con mi fiscalidad

Soy muy fan de tener gestor físico en mi ciudad al que pueda ir a ver, y más si iba conmigo al colegio. Pero no siempre se dispone de la misma suerte, y los amigos de Declarando son una alternativa más que válida.

Cuando eres copywriter y empiezas a generar facturas y gastos la cosa se desmadra. Que si un trimestre por allí, un recibo por allá, esto que me facturan, esto que emito yo… Y en nada te plantas en la Renta.

Y de pronto… ¡Sorpresa! Te sale a pagar 1.000€ o a devolver 2.000. Todo puede ser.

Bueno, pues Declarando es un servicio online que te ayuda con todo esto. Tienen asesores, estimaciones en tiempo real de cuánto vas a pagar en tu próximo trimestre, automatizaciones… Y un plan gratuito que da mucho de sí.

Te lo digo yo, que además de mi gestor también les tengo a ellos.

#3 Una formación… o varias

Los copys somos como los médicos.

Antes de que me tires piedras, deja que te lo explique: mi padre, estomatólogo, se ha pasado la vida estudiando. Trabajando también, pero tenía un despachito en casa y nunca dejaba de estudiar y evolucionar como médico.

Nosotros, como copywriters, es un poco lo mismo: tenemos que seguir formándonos, evolucionar, ver estilos nuevos, aprender recursos y ser, al fin y al cabo, mejores profesionales año tras año y no estancarnos.

Por eso lo de pedir alguna formación que complemente aquella que te haya catapultado al universo copy.

Yo te voy a proponer una propia, que estamos en mi casa y esta es mi carta, jajajaja, que además vale dos duros y es aprendizaje continuo:

#4 Feedly: todo el contenido en uno

Ojo herramienta gratuita, con app en el móvil y que te permite tener una bandeja de entrada sin recibir correos.

Es genial.

Feedly es una app o servicio en el que puedes buscar medios a seguir, incluido este blog. Así puedes seleccionar qué webs seguir y cuando entres en la app, esta te mostrará las publicaciones recientes de los medios a los que estés suscrito.

Si tienes referentes a los que te gusta leer y prefieres ser tú quien decida cuándo, pide Feedly a los Reyes y pruébala, que al ser gratuita seguro que te la dejan:

La parte más «física» de mi carta

Vamos ahora con aquello para lo que los Reyes necesitan la ayuda de sus pajes y camellos: lo físico.

Marx
Vía Giphy

Son tres cosas que como copy tienes que tener sí o sí:

#5 Libro para mejorar nuestras historias

Me gusta mucho la novela histórica y ficción, por lo que intento no leer cosas de trabajo.

Intento porque, como digo, creo que también se puede mejorar mucho como copy con libros.

Aquí va uno que descubrí a lo largo de este 2020.

A un copy no le va a enseñar a contar historias, pero sí que da una buena retahíla de técnicas para que las apliquemos cuando lo hagamos.

Hay tropecientos ejemplos.

#6 Monitor adicional

Email, Word, Drive, webs de la competencia, Toogl, documentos abiertos proporcionados por el cliente…

A un copy le salen ventanas por las orejas.

Si curras en un sitio fijo (es decir, no eres nómada digital) y quieres que tu trabajo como copy cambie para bien, píllate un segundo monitor, conéctalo con un cable HDMI y regálate así una pantalla para descargar de ventanas la primera.

Yo la uso solamente para dos cosas: veo mi gestor de email ahí y cuando hago presentaciones en PowerPoint para alguna formación es la que comparto por Zoom a pantalla completa.

Por cierto, lo de hacer presentaciones y ver de antemano la diapositiva siguiente es todo un puntazo, algo solo posible de forma cómoda con esta segunda pantalla.

Ahí lo dejo.

#7 Soporte para las pantallas

Cuando estás tropecientas horas al día en un PC dándole a la tecla al final el cuerpo se resiente.

A mí en todos estos años lo hizo en dos zonas: la mano del ratón y las cervicales.

De cómo solucionar lo de la mano ya te hablé en mi carta de 2018 y del soporte en 2019, pero como te acabo de recomendar que les pidas el monitor adicional… también tendrás que tener un soporte extra.

Recuerda: es tan solo un minimueble que eleve la altura de la pantalla, de modo que tu cabeza no tenga que inclinarse haciendo trabajar mucho a las cervicales.

Mano de santo y cuesta dos duros, aunque hay alternativa gratis y es que te pongas una pila de libros, que también.

La ventaja de este es que tiene un cajoncito y puedes dejar cosas:

La parte más miscelánea de mi carta

Terminamos con una parte más de miscelánea, igualmente útiles para todo copy que se precie.

#8 Toallitas para limpiar las gafas

Lo mejor de lo mejor.

Son toallitas húmedas con algún tipo de alcohol que te dejan las gafas niquelás. De uso único.

Doy por hecho que usas gafas, que al final lo de pasar taaaanto tiempo delante de una pantalla pasa factura.

Las venden en todos lados: supermercados, en el Tiger, por Internet… Así que los Reyes no deberían tener problemas en encontrarlas si las pides.

Pooor cierto, yo cuando uso una aprovecho y limpio también la pantalla del móvil, que de vez en cuando es bien darle un repaso.

#9 Cafetera Nespresso

Ojo, que te lo adelanto ya: no suelo tomar café.

Hace años tomaba mucho y un día me di cuenta de que si después de comer no me hacía uno era totalmente incapaz de trabajar, así que lo reduje a fines de semana.

Dicho esto, y con mi cuerpo libre de adicción a la cafeína, ha habido proyectos en los que he tenido que echar más horas que un tonto, cumplir horarios imposibles y dormir menos.

Ahí sí que viene bien su cafecito, no te voy a engañar.

Como copy vas a sentir la necesidad imperiosa de consumir café muuuuchas veces, así que no se me ocurre una petición mejor para la carta a Sus Majestades.

#10 Reloj con alarma

Ojo con esta petición final, que no es tan simple en sí.

A primera vista es tan solo un despertador que suene a la hora que le digas y que te despierte por la mañana.

Pero en realidad lo pongo en mi carta porque es algo más: es la liberación de que tu primer contacto mañanero no sea con el teléfono móvil.

Parece una tontería, pero hace poquito un pajarito me enseñó la importancia de disfrutar de verdad de momentos tan simples y llanos como despertar y levantarnos. Y con el «de verdad» me refiero a de forma consciente y real, sin estar pensando en otra cosa.

Así que tómate lo del despertador como una declaración de intenciones, para vivir de forma más consciente y, por ende, feliz.

Queridos Reyes Magos: gracias y… nos vemos el año que viene

Menudo añito, tú.

¿De consagración del copywriter? No sé, pero a mí sí que me ha aumentado la faena.

Quién lo diría con esto del covid, teniendo en cuenta que lo mío es el sector turismo.

Ojalá a ti te haya ido igual… o mejor.

En fin, que espero que mi carta haya ayudado a que te inspires para la tuya.

En 12 meses exactamente publicaré la siguiente, esta vez en calidad de… ¡Ya veremos, que todavía no tengo el calendario del año que viene! 😉

Que pases unas felices fiestas y un próspero año nuevo, estimado colega de profesión.

¿Quieres suscribirte?

El responsable soy yo, Joan Marco, y mi finalidad es enviarte mi newsletter y de forma muy puntual alguna otra cosa. Me legitimas con el check de la casilla. Tus datos los tendrá mi proveedor, ActiveCampaign, que se acoge al acuerdo de seguridad EU-US privacy. Esta es su política de privacidad. Escríbeme sin miedo a info@joanmarco.com para hacer lo que te venga en gana con la info que me estás dando.

Comparte este post
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

¿quieres más?

Aquí tienes artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *