Lo que no faltaría en mi carta a los Reyes Magos si trabajara en casa

La Markus, la agenda Barcelona de Ingraf y dos calendarios (el de Fotogramas y uno editorial) es parte de lo que pediría a los Reyes si fuera a empezar a trabajar en casa.

Perdón por el spoiler.

Hoy es el día de Navidad del año 2018 (¡felices fiestas!) y en mi casa, que no hemos sido nunca muy del que viste de rojo, escribimos la carta a los Reyes Magos. Lo hacemos por estas fechas ante la cercanía del 6 de enero, en cuya víspera me era literalmente imposible dormir cuando era pequeño.

En el post de hoy, con motivo de la fecha, te quiero hacer mis sugerencias particulares para la carta en caso de que trabajes en casa o tengas pensado hacerlo próximamente.

¿Voy a hablar de herramientas? Sí, algunas hay.

Pero también de otras cosas que de una forma u otra aportarían algo de bien a tu día a día, si se asemejara medianamente al mío.

Aviso a navegantes: alguno de los enlaces que vas a ver a continuación son de afiliado, por lo que si te das de alta en algo me ganaré unas pelillas. Avisado quedas, no vayas a repartir pequeñas dosis de felicidad sin saberlo.

Queridos Reyes Magos: para mi despacho quiero…

Empezamos con aquello que podemos tocar. Son cuatro cosas:

#1 Silla Markus

La madre de todas las sillas.

A los Reyes les va a costar llevarla en los camellos. ¡Pobres pajes!

Si usas una silla de gamer no te voy a decir nada porque no las he probado, pero si sigues con una de cuatro patas y quieres jugar en Champions, hazle una visita a Ikea y busca un cartelito que diga «Markus».

Markus es el nombre de una silla de trabajo. Pero no una cualquiera, no: una que es una caña. Es alta, de modo que puedes apoyar la cabeza; las lumbares se adaptan y creo que nunca me he sentido tan cómo trabajando como cuando estoy aquí —estoy sentado en una—.

  • Lo bueno: comodidad para trabajar aunque pases muchas horas seguidas sentado, algo que no te recomiendo.
  • Lo malo: cuesta una pasta. Yo me compré la mía en una rebaja de Ikea Valencia por 120, pero te diría que de normal la comodidad de la Markus cuesta 170 eurazos.

#2 Agenda Barcelona, de Ingraf

¿Dónde quedó el romanticismo?

¿Qué pasa con esos pequeños libros en los que escribir notas que no va a leer nadie más que tú?

De niño y adolescente nunca me acostumbré a utilizar agenda; solo cogía la de mis amigos para dibujar obscenidades en ella.

Ahora, con la treintena cumplida, me siento incapaz de organizarme o de sentirme tranquilo si no cuento con una.

Y esa una, en mi caso, es el modelo Barcelona de 17×24 de la casa Ingraf.

Semanal, eso sí: cada vez que pasas página ves una semana entera, con los días en columnas. Si gestionas varios clientes y redactores a la vez es una caña este formato.

Los acabados también son muy buenos y de precio está más que accesible en su web.

  • Lo bueno: es elegante, buenos acabados, bonita y muy práctica. Gran complemento a Google Calendar.
  • Lo malo: unidades limitadas. Si llegas tarde a comprar la tuya te tocará coger otro modelo menos cañero.

#3 Ratón extraterrestre

Me estoy refiriendo a los ratones verticales. El que yo utilizo no viene del espacio, sino de Italia, y me solucionó mis problemas en el dedo índice de la mano derecha desde el segundo o tercer día que empecé a utilizarlo.

A ver, seamos realistas: el ratón es feo con avaricia, pero lo que reporta a la mano es pura gloria. Si notas molestias, antes de dejarte los euros en un fisio prueba con un ratón vertical, que igual te llevas una sorpresa.

Y no, si los Reyes Magos no te lo dejan, no hay que gastarse una pasta para comprarse uno. El mío es sencillito a más no poder, cuesta algo así como 20€ y dudo que los ratones verticales de 100€ me reporten más beneficios que este.

  • Lo bueno: efectivo y barato.
  • Lo malo: no es especialmente cómodo de transportar debido a su volumen y al principio tendrás que hacer un pequeño esfuerzo para acostumbrar tu mano a esa nueva posición.

#4 Calendario de pared de Fotogramas

Fíjate que he puesto lo de la revista Fotogramas.

Evidentemente esto ya es cuestión de gusto, pero lo importante es que puedas levantar la mirada en cualquier momento y ver el mes completo.

Para planificaciones rápidas es ideal, mucho más útil que abrirse el reloj del ordenador, utilizar la agenda Barcelona de Ingraf o ver el calendario del móvil.

Si además de la utilidad buscas la estética y te mola el cine, pon en la carta a los Reyes que se pasen por cualquier kiosko de camino y que te traigan el calendario de Fotogramas.

Si crees que no te lo van a traer porque te has portado fatal durante el año, resérvalo a finales de diciembre porque desde primeros de enero suele estar agotado.

Por cierto, en el calendario de Fotogramas cada mes viene acompañado de la escena de una película de cine antiguo, no necesariamente clásico.

calendario fotogramas 2019

  • Lo bueno: motivos cinematográficos, barato y útil para su simple propósito.
  • Lo malo: que se agota rápido, y si los Reyes te traen carbón tendrás que ir tú al kiosko a reservarlo a finales de diciembre. Hasta donde yo sé, no lo venden online.

…Y estas son las herramientas que quiero para impulsar mi negocio a nivel online

Ya has visto algunas de las cosas que utilizo para trabajar en casa. Puede que otro te diga otras como un radiadorcito, un reposapiés o una batamanta, pero los Reyes no son tan magos y hay que pedir con moderación.

Que vienen en camello, por favor.

Nos centramos en aquellas herramientas más informáticas de nuestro trabajo:

#5 Planificación con Metricool

Se trata de una herramienta fantástica para planificar tus publicaciones sociales. Seguro que te suena.

Tienen un plan gratuito bastante potente si trabajas solo, por lo que si los Reyes pasan de ti y te traen carbón, créate una cuenta y pruébala durante unos cuantos meses sin coste alguno.

En Black Friday tienen descuentazos. Este año me la he comprado y en breve empezaré a darle uso, en cuanto la magia del plan de Social Media de La Tira me diga cómo hacerlo.

Vamos, una herramienta de lo mejorcito para todo social media o community. Que lo diga yo tiene poco valor porque no me entero de nada con estas cosas, pero en mi comparación particular con Hootsuite salen ganando los primeros.

  • Lo bueno: planificación en varias redes de forma sencilla.
  • Lo malo: es de pago, aunque en Black Friday hacen descuentos muy suculentos.

#6 Gestión con Slack

No quiero escribir un post entero sobre Slack, aunque su utilidad bien lo merece.

Me consta que los Reyes lo utilizan entre ellos, y no es para menos: se pueden añadir usuarios, crear canales, conversar con mensajes directos, publicar en los canales e interactuar en hilos, colgar archivos e imágenes, añadir reacciones a mensajes…

No sé: lo veo perfecto para equipos pequeños o medianitos. Si la cosa se desmadra entonces se pierde una pizca el sentido de todo porque el caos se vuelve protagonista pero si no, es una alternativa muy válida para gestionar grupos.

Lo conocí en Adopta un copy, la formación con la que aprendí lo que sé de copywriting, y lo utilizo en Capitán Reservas, con un feedback excelente por parte de las empresas participantes.

Si tienes una red de colaboradores o trabajas en grupo de forma muy habitual, Slack debe estar en tu carta. Aunque es gratis, la verdad, así que si crees que la lista te va a quedar muy larga, pasa a lo siguiente.

  • Lo bueno: comunidad fácil de seguir, experiencia de usuario buenísima y plan gratuito ilimitado.
  • Lo malo: cuando hay demasiados usuarios el ritmo es imposible de seguir y para recuperar mensajes antiguos hay que pagar.

#7 Emailing con ActiveCampaign

Los Reyes Magos de mails no saben porque lo que reciben son cartas, pero si les dices que lo que quieres es un gestor de email marketing cañón, cañón, me la juego a que de su magia extraerán darte una licencia de ActiveCampaign.

¿Qué puedo decir de ellos? Solo cosas buenas: filtros anti-SPAM que funcionan bastante bien, maquetación sencilla de correos, sencillo manejo y gestión de etiquetas y listas, integración con otras herramientas de captación de leads…

Una maravilla. Antes estaba con otra compañía y era algo desastre; ahora llevo un año con ActiveCampaign y mis tasas de apertura son
—siempre de forma modesta— bastante buenas, no suelo tener problemas técnicos y si tengo, el soporte va de cine.

En fin, que parece que te lo esté vendiendo y me temo que así es: si buscas la manera de comunicarte vía email con tus suscriptores, pide a los Reyes una suscripción anual a ActiveCampaign y empieza a disfrutar de un servicio de email marketing de calité.

Por cierto, aprovecho para darte las gracias si ya formas parte de mi lista, por haberme ayudado a llegar a los 500 y por abrirme los correos cuando te escribo una vez al mes. Si no estás dado de alta y lo estás deseando porque tenemos gustos similares en cuanto a cartas a los Reyes Magos, aquí tienes:

únete a la comunidad de JoanMarco.com

¿Te apuntas?

Escribe, conecta y dispara tus ventas

Recibe en tu correo los contenidos que vayan saliendo en el blog

Vende más y aumenta tus reservas con textos llenos de sabor e intención.
He leído y acepto la política de privacidad *
LOS 10 MANDAMIENTOS DEL
COPYWRITING GASTRONÓMICO

Responsable: un servidor, Joan Marco.

Finalidad: enviarte mi newsletter hasta que te canses de ella.

Legitimación: la que tú me das poniendo el check en la casilla.

Destinatarios: mi proveedor de email marketing, ActiveCampaign, que se acoge al acuerdo de seguridad EU-US privacy.

Derechos: podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando te venga en gana en info@joanmarco.com.

  • Lo bueno: sencillez de uso, funnels y filtros anti-SPAM.
  • Lo malo: el precio. Para más de 500 y menos de 1.000 suscriptores son unos 200 dólares al año, que si estás empezando pican un poquito.

#8 Productividad con Toggl

Si pides a los Reyes ser más productivo, igual al día siguiente tu navegador aparece con un pequeño botón de ON y OFF de color rojo.

Sería señal de que Sus Majestades los Reyes de Oriente te han instalado Toggl.

Que no es que te haga ser más productivo de buenas a primeras, pero si te acostumbras a utilizarlo y al final de cada mes analizas los resultados, el terror que sentirás será el motor de tu nueva productividad.

Prometo que algún día escribiré un post sobre Toggl, que tiene su aquel. De momento, si quieres saber qué pasa con el tiempo en tu vida laboral y en qué lo inviertes, instálate la extensión y oblígate a activarla cada vez que cambies de tarea.

Parece complicado acostumbrarse, pero no lo es: si te creas proyectos y empiezas a activar el timer, te motivarás para que no se te olvide a la próxima y así tener datos concluyentes al final de la semana o del mes que muestren el dinero que te ha reportado un proyecto y el tiempo que has invertido en él.

Te auguro sorpresas durante ese análisis.

  • Lo bueno: gratuito y fácil de utilizar a nivel básico. Ofrece conclusiones interesantes sobre productividad en cuanto te acostumbres a utilizarlo.
  • Lo malo: si no tienes costumbre de activarlo es posible que te desmotives y acabes dejándolo. No lo hagas: créate proyectos y clientes y sé constante, que los datos llegarán.

#9 SEO con dos herramientas muy completas

Es posible que los Reyes lean eso de SEO y no sepan de qué va el asunto pero tú prueba, que por algo son magos. Aunque bueno, si utilizaban Slack…

Vamos a lo nuestro. Te estoy hablando de SEMrush y de Ahrefs.

Podría pasarme un rato con una y la otra, pero vamos a resumir:

  1. Si quieres darle caña al linkbuilding de tu web, incluye en la carta una suscripción a Ahrefs.
  2. Si quieres ver cómo posiciona tu dominio y el de tus competidores así en plan rapidito, lo tuyo es SEMrush… Aunque Ahrefs cada vez lo hace mejor en este sentido.

Si los Reyes no te complacen y tienes que pasar por el aro, agárrate que vienen curvas: las cuentas PRO de SEMrush y Lite de Ahrefs cuestan 100 dólares al mes cada una.

Si te dedicas profesionalmente al SEO seguramente te hayas saltado este punto y estés ya leyendo lo de Hotjar; si no, te sugiero que compartas la cuenta con dos o tres más o que te des de alta solo cuando la vayas a utilizar, en una campañita específica y reduzcas el gasto a un mes como mucho, que pica, y pedir dinero en la carta a los Reyes está muy feo.

Tenebroso terreno, este de las herramientas SEO.

Next.

  • Lo bueno: potentes herramientas integrales para trabajar el marketing online de todo proyecto que se desarrolle en Internet.
  • Lo malo: tienes que conocer bien las herramientas para sacarles todo el partido, algo especialmente necesario visto lo que cuestan sus planes de pago.

#10 Análisis con Hotjar

Esta herramienta, que conoce mucha menos gente de la que pensaba, sirve para analizar el comportamiento de los usuarios en nuestra web.

Te puede sonar como Analytics, pero nada más lejos: Hotjar graba sesiones reales de usuarios navegando por tus páginas, crea mapas de calor para ver por dónde se mueven, analiza dónde hacen clic… En resumidas cuentas: si quieres saber qué hace exactamente un usuario cuando entra en tu web, incluye Hotjar en tu carta.

Yo he visto sesiones grabadas por un tubo y mola mucho ver cómo la gente mueve el ratón cuando sabe que no hay nadie mirando. También te puede servir para ver cómo leen la página por la que están navegando.

En serio, es realmente interesante y no es tan caro. Si tienes una burrada de tráfico y no convierte todo lo que querrías, instálatelo y pruébalo durante 14 días de forma gratuita, a ver qué ves.

Podría determinarte que lo que necesitas es contratar un copywriter, o que la gente cuando ve el precio huye despavorida… ¡Sorpresa!

  • Lo bueno: grabación de sesiones individuales, mapas de calor y 14 días gratuitos de prueba para ver todo su potencial, que no es poco.
  • Lo malo: acabada la prueba tenerlo no es demasiado útil, puesto que aunque genere mapas de calor tu WPO puede verse algo perjudicado. No sé si merece la pena.

Queridos Reyes Magos, no he acabado: también quiero algo de miscelánea

Ya tenemos la carta a tope, así que toca aligerar.

#11 Fotos con derecho de uso SIN CITAR

¡La de veces que ves fotos cañeras por ahí y no te las puedes llevar a tu web sin tener que citar su procedencia! Y a veces, ni eso.

¿Qué tal pedir a los Reyes algo de material audiovisual?

Hay un montón de bancos gratuitos y de pago que puedes utilizar; ya te hablé sobre ello hace un tiempo en este post sobre búsqueda y optimización de imágenes.

En la carta a los Reyes te recomiendo que incluyas este combo: Stencil + Depositphotos.

Lo mejor de Stencil es que te permite jugar de forma muy simple con los tamaños y filtros de las fotografías, tanto las que coges de su stock como las que subes de tu disco duro.

Y es que Stencil tiene no sé cuántos miles de fotos en stock para tu uso particular si pagas su licencia, aunque lo cierto es que ya están algo vistas.

Y es ahí cuando aparece Depositphotos.

Al igual que Stencil, Depositphotos tiene un banco de imágenes que puedes utilizar sin citar si compras derechos sobre las fotos.  Pero esas fotos son más y mejores, bajo mi punto de vista.

Para el tema de las licencias, son productos y mensualidades caras pero aquí está el truco: regularmente sacan ofertas para adquirir Stencil Pro de por vida y Depositphotos ofrece stocks de 100 fotos por 50€.

Si te sales de estos planes los precios se disparan pero si no, son una combinación muy potente.

Combinar herramientas

Mis licencias de Stencil y Depositphotos no me las trajeron los Reyes, pero tú estás ante una ocasión única…. ¡Espabila y añádelas a tu carta si todavía queda espacio!

  • Lo bueno: elige foto en Depositphotos y edita en Stencil para obtener los mejores montajes.
  • Lo malo: hay que pasar por el aro para poder utilizar las fotos sin citar y si te urge es posible que no veas las ofertas activas.

#12 Mi mix de YouTube

Esto de la música es delicado para los Reyes, porque aunque sean magos van a tener complicado recomendarte taaaan bien.

Y es que YouTube, que parece que sirva solo para ver vídeos, tiene una burrada de música gratuita que hace que te puedas ahorrar los 10€ al mes de Spotify sin despeinarte y además, te recomienda.

Y muy bien.

Mira: cuando pasen los Reyes y vuelvas a currar en casa, ábrete YouTube y ponte un disco que te guste. Luego, cuando acabe, ponte otro, y luego una playlist predefinida con canciones afines a tus gustos.

Al poco tiempo, YouTube identificará qué es lo que más te gusta escuchar y empezará a proponerte tus propios mixes.

Es sorprendente lo bien que puede llegar a funcionar su algoritmo. Te lo digo, y no es por sacarme pasta porque YouTube no lo puedo afiliar: han venido amigos a mi casa cualquier mañana de curro, un obrero a arreglarme el techo del salón —en el que curro cuando estoy en Barcelona—… Y todos salen fascinados con las combinaciones que se marca el YouTube, en plan:

  • ¿Pero estas canciones las eliges tú?
  • ¿Te las has bajado?
  • ¿Eliges tú el orden?
  • ¡Qué bien te lo montas, cab#$!*%&!

Que mi exquisito gusto para la música también tiene parte de culpa, sí, pero lo que escucho mañana sí mañana también de forma recomendada es fruto de varios meses de estudio de mis gustos y preferencias por parte de la plataforma.

  • Lo bueno: es gratis y está prácticamente TODO, organizado de muchas maneras para que sea fácil de encontrar. ¡Ah! Y no hacen publicidad: prometo que no he escuchado un anuncio en YouTube desde hace un par de años, no sé por qué razón.
  • Lo malo: [real case] si un día te llega un mensaje por un grupo de WhatsApp que te habla del último clip de Leticia Sabater y lo abres y lo ves, YouTube pensará que te gusta y lo incluirá en tus mixes hasta que le dejes claro que eso NO lo quieres en tu vida bajo ningún concepto.

#13 Un calendario editorial

¡Qué pesadilla con los calendarios! Que si agenda, que si calendario de pared, que si calendario editorial… Calla ya, copón.

Ese es Melchor al ver tu carta si me has hecho caso con las otras doce recomendaciones.

Pero eh, que se queje, que aquí cada cosa sirve a un propósito.

El calendario editorial es el último deseo que te diría de pedir.

Imagina: te levantas la mañana del 6 de enero y tienes un pincho USB envuelto. Lo abres, lo pones en el PC y dentro hay un Excel, que ejecutas para encontrarte, de cara, con tooooooda tu estrategia anual de contenidos.

¡PUM!

Que los Reyes redactar no redactan, pero si te hacen la planificación del blog… menudo regalito.

Te ahorras keyword research, horas de pensar, imaginación para sacar titles y metas y quebraderos de cabeza para encajar fechas, temas y categorías.

En fin: que un calendario editorial NUNCA está de más. Si se lo pides a los Reyes y no te hacen caso, ¡elabórate el tuyo!

Te envío una plantillita sencilla para que te lo hagas ahí mismo y si lo que quieres es profundizar más en su composición, aquí tienes el post en el que te hablo sobre los calendarios editoriales.

recurso

Descárgate la plantilla del calendario

Introduce tu correo electrónico y recibe gratis el Excel con la plantilla para generar tu propio calendario editorial + el ejemplo.

He leído y acepto tu política de privacidad *

Responsable: un servidor, Joan Marco.

Finalidad: enviarte la plantilla y mi newsletter hasta que te canses de ella.

Legitimación: la que tú me das poniendo el check en la casilla.

Destinatarios: mi proveedor de email marketing, ActiveCampaign, que se acoge al acuerdo de seguridad EU-US privacy.

Derechos: podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando te venga en gana en info@joanmarco.com.


Queridos Reyes Magos: gracias y hasta la próxima

Bueno, pues hasta aquí mi carta particular para los que trabajan en casa en proyectos online. Si quieres combinar alguna de estas cosas con otras de gusto más particular, no seré yo quien te juzgue porque si vieras las cartas que he escrito yo en mi vida…

En fin, que estamos en Navidad y seguro que te apetece estar con la familia.

Queridos reyes Magos, un millón de gracias y hasta la carta del año que viene.

Antes de irte, confiesa: ¿qué le dirías tú a alguien que pusiera en su carta si trabajara desde casa?

¿Qué es eso que tienes que sabes que te hace bien, te ayuda en tu día a día y es parcialmente responsable de lo bien que te va?

Si me lo cuentas en los comentarios igual me agencio alguna de tus ideas 😊

¡Felices fiestas y próspero año nuevo!

Joan Marco

Copywriter y redactor de contenidos, especialista en el sector del turismo 3.0. Me va cocinar, viajar y la NBA. Nunca le hago ascos a una cerveza. Viviendo en Barcelona, deseando volver a mi Valencia natal. La conjura de los necios del gran Ignatius Reilly cae una vez al año, sin excepción.

6 comentarios en “Lo que no faltaría en mi carta a los Reyes Magos si trabajara en casa”

  1. Joan, has dado en mi punto débil. Yo todavía sigo escribiendo carta a los Reyes, es una tradición familiar. Me han gustado todas las peticiones pero la del calendario editorial me ha flipado. Ya estaba imaginándome el USB mágico con un calendario editorial todo guapo para llegar y sentarme a redactar simplemente. Lo pondré hoy mismo en mi carta por si cuela, que no veas la de trabajo que me iba a ahorrar. Solo con imaginármelo me ha emocionado 🙂
    Y sobre lo que yo recomendaría a alguien que trabaja online desde casa, tengo mis dos preferencias: Dropbox de pago y Office para Mac. La primera porque desde que lo tengo ya guardo en un mismo lugar todos mis archivos. Antes iba aprovechando todos los almacenamientos gratuitos (Drive, Mega…) y me volvía loca entrando en cientos de carpetas para encontrar un archivo. Ahora sé dónde tengo tod y no me preocupo por si tengo suficiente espacio o no.
    Sobre Office para Mac, lo mismo. Al principio me resistía a comprarlo y usaba las herramientas de Mac pero aquí sucumbí porque la mayoría de la población usa Office. Facilita la preparación de archivos, me ahorra tiempo y «hablo» un lenguaje universal.
    Con las dos estoy súper contenta y no me duele nada pagarlas, por algo será.
    Espero que los Reyes se porten bien contigo, aunque solo sea por la cantidad de pistas que has dado a los emprendedores digitales.
    ¡Felices fiestas!

    • ¡Anaaa!

      Qué guay que en tu casa con las niñas mantengáis esta bonita tradición. Lo de que sigo escribiendo la carta es totalmente cierto a mis 30 y pico. ¡Palabra! Me gusta mucho que vosotros también lo hagáis, ¡seguro que el día 6 por la mañana es todo emoción y alegría por allí!

      Debo maldecirte por tus peticiones. Tenía del todo decidido pasarme a Drive para las gestiones de archivos pero me temo que después de leerte voy a volver al Dropbox de pago. Lo estuve utilizando en mi anterior empresa y es lo mejor. Tomo nota y nada, mi carta ya tiene 14 peticiones 😉

      La del Office la comparto también, pero como yo sigo siendo de Windows me temo que no me será necesario. Pero muy bien que los de Mac hagáis eso para normalizar formatos, la verdad, aunque cada vez hay más usando Drive y no le termino de pillar el puntito… che.

      Gracias por el comentario Ana. ¿Allí coméis cocido? ¡Qué poco queda! Mientras escribo esto está entrando un olorcillo desde la cocina…

      Un abrazo muy fuerte y felicísimas fiestas a ti también.

  2. Yo soy otra loca de las agendas, los planners y cualquier movida organizacional que exista. Y al final, con lo que mejor funciono es con un planner mensual tamaño a3 (en formato libro a4) de Octàgon.

    Lo que yo recomiendo para trabajar desde casa es la base de las bases. Una buena conexión a internet que llegue a tu lugar de trabajo. Porque yo tengo problemas con eso y estoy que si con un repetidor, que si planteándome comprar un PLC, o llevándome el ordenador al comedor… un coñazo el dichoso wifi, vaya.

    Dicho esto, ¡felices fiestas, próspero año nuevo y que los Reyes Magos se porten!

    • ¡Tomaaaa otra loca de la organización! Jajajajaja. Me subo al carro. He visto la web que dices y oye, está muy apañada… Igual le pido algo a los Reyes de su tienda. ¡Gracias!

      Lo del WiFi pues sí, parece mentira pero sigue pasando que no hay en todos lados y en casa no llega a todas partes. Imagino que es algo que ya tienes más que mirado, pero una vez probé un repetidor y me funcionó a las mil maravillas. No sé cómo está distribuida tu casa pero bueno, como solución sin cables fue bien.

      En fin, que gracias por tu comentario, Laura. Felices fiestas a ti también, que empieces el 2019 con fuerza y que los Reyes Magos cumplan con tu carta 🙂

  3. ¡Hola Joan!

    Como siempre es un placer leerte.

    Me agrada mucho la mezcla de peticiones de tu carta a los Reyes Magos. Aúna pragmatismo, un toque «romántico»… lo tiene todo.

    La verdad es que la selección de algunos elementos de nuestro entorno de trabajo, más allá de la productividad que uno pueda obtener como extra al trabajar en mejores condiciones y más cómodo, son indispensables para gozar de una buena salud a largo plazo.

    Somos muchos los españoles que trabajamos sentados delante de un ordenador (tanto en casa como en oficina), y no se le presta la debida atención a este hecho. He visto numerosas lesiones y alteraciones en la funciones de las manos simple y llanamente por el uso intensivo del ratón…

    En fin, un cordial saludo y… ¡Felices Fiestas!

    • Hola CopyTech, ¡gracias por el comentario!

      Jajaja, sí, pragmatismo y romanticismo, unión perfecta. Siempre tirando al lado más pragmático pero che, que no falte un poco de lo otro… ¡digo yo!

      Acabamos de empezar a trabajar en el pc, como aquel que dice. Cuando llevemos 20 años pasando tantas horas habrá que ver, me la jugaría a que mi carta cambiaría y se centraría más en el bienestar en el entorno de trabajo y menos en herramientas y servicios para darle caña al negocio a nivel online.

      ¿Tú en la tuya has pedido algo así?

      Ojo, que lo del ratón vertical es crema de la buena. De hecho, tengo dos: uno en Barcelona y otro en Valencia, y como este mes igual empiezo en un coworking un par de días a la semana me voy a pillar otro para no tener que transportarlo cada dos por tres.

      ¡Un saludo y feliz año!

Deja un comentario


Acepto tu política de privacidad *

Responsable: un servidor, Joan Marco Pérez.
Finalidad: moderar los comentarios, que hay mucho troll por ahí.
Legitimación: la que tú me das poniendo el check en la casilla.
Destinatarios: mi proveedor de hosting, Raiola Networks.
Derechos: podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando te venga en gana.