SEO turístico

El del SEO turístico o cómo recoger las valiosas migajas

¡Migajaaaas!

Vaya bajonazo que hayas buscado SEO turístico en Google, hayas llegado aquí pensando en cómo hacerlo para posicionar bien tu empresa y la cosa empiece así, desalentadora total.

Lo sieeeeento, pero lo mejor es ir con la verdad por delante y en turismo, conseguir resultados SEO no es del todo sencillo.

No lo es porque doy por hecho que no estás montado en el taco/dólar, que no eres una gran OTA y que no tienes un dominio con más enlaces entrantes que la Wikipedia.

Pero eh, que no todo está perdido.

Si te quedas y le echas un ojo a las próximas miles de palabras —no me aventuro a decir cuántas en el momento de escribir esto— sí que te prometo que te vas de aquí con al menos una idea de qué hacer para que tu empresa turística se lleve más tráfico orgánico.

Porque el SEO en turismo es jodido pero no imposible y salvo con las keywords ultracompetidas, algo se puede hacer.

Venga va, que arrancamos.

Los pantallazos vienen luego, por si te alarma no verlos al principio.

Beneficios rapidines de hacer SEO en turismo

Yo creo que ya los sabes, pero por si acaso vamos con un listado rápido.

El primer beneficio es el que hace posible que lleguen todos los demás.

  • Aumentas tu tráfico desde Google: el gratuito, el que no pagas cada vez que alguien hace clic. ¿Qué funcionará mejor, una web recibiendo 5 visitas al día o una que reciba 400? Pues ea, eso hace el SEO turístico.
  • Más reservas por el canal directo: si eres del primer grupo de protagonistas que vamos a ver enseguida, tendrás un canal directo que hay que potenciar por ser generalmente el más lucrativo.
  • Más posibilidades de mejora: con más euros, más posibilidades de hacer cosas. ¿Invertir en el copy para que tu web convierta mejor? ¿Gastarte pasta en hacer publicidad para, además del SEO, tener controlado el SEM? ¿Entrar en Turmenta y preguntar lo que quieras?
  • Tranquilidad: saber que tienes un goteo constante de visitas de posibles clientes en tu web que van buscando un producto como el tuyo te garantiza, al menos, paz. Dormir por las noches, que está la cosa muy mal.

Al final es el trenecito: el SEO en turismo te trae posicionamiento en Google, que a su vez trae visitas, que al mismo tiempo traen tranquilidad y reservas, que significan dinero y si nos ponemos superficiales, la felisidá completa.

SEO turístico: los protagonistas

A este juego jugáis seis:

Tú, que pones el producto

Empezamos contigo.

Doy por hecho que eres guía turístico, tienes un alojamiento o vendes algún tipo de experiencia turística.

Eres el que ofrece el producto o servicio turístico que va a disfrutar nuestro último protagonista, el turista.

El que lo ofrece, ojo. El que presta el servicio. El que está ahí cuando el turista llega, vamos. Si no va, te quedas sin pasta.

Eres el que presta el servicio.

Tus preocupaciones son que el servicio esté bien dado para que te valoren bien, que te encuentren en Google —y aquí estás, leyendo sobre SEO para empresas de turismo—, que aparezcas en todos los canales de distribución posibles… en fin, todas.

Si el turista no viene, no cobras, así que eres el primer interesado en que te vaya bien.

Las agencias de viaje, que son buena gente

Las agencias de viaje no son dueñas del producto que ofrecen, sino que lo intermedian.

Digo que son buena gente porque conozco a muchas y también hacen su trabajo diario.

Si tú eres una de ellas, 🙌🏻

Me refiero a las agencias de viaje más tradicionales, ¿eh? Las que te encuentras en tu barrio, que ahora también se están empezando a mudar a la red.

Los Booking y demás de turno no; ellas también son agencias pero de las cabronas.

Las de ahora son empresas que hablan con las empresas turísticas proveedoras que acabamos de ver y dicen:

  • Oye, quiero vender un servicio tuyo a mis clientes. ¿Te parece si por cada venta me pagas un %?
  • Sí, claro.

Y ya está. Esa conversación la repiten con tropecientos proveedores y ya tienen un servicio montado.

Al cliente final, el viajero, le venden un viaje con productos y servicios turísticos operados por otros:

  • Alojamiento
  • Vuelos
  • Experiencias
  • Tours
  • Seguros

Ese es su modelo de negocio, así que viven de los márgenes que negocian con las empresas del grupo anterior.

Para ellas hacer SEO turístico tampoco es sencillo, porque el grupito que viene ahora es un compañero de baile chungo, chungo.

De Giphy

La OTA que te ayuda al principio y sin que te des cuenta, te esclaviza

Una OTA es una agencia de viajes online, entendiéndose como una agencia que no hace venta al cliente final a nivel físico.

Este es, paradójicamente, el gigante que lo controla todo.

Es paradójico porque no es proveedor de ningún producto turístico que vende al cliente final, y al mismo tiempo es el que tiene la sartén cogida con el mango a la hora de negociar las comisiones que se lleva.

Es como si la agencia de viajes de tu barrio le exige a un alojamiento que va a vender sus habitaciones pero con una comisión del 30%, y si no «que te las venda otro, o véndelas tú mismo… si puedes».

Pues las OTA en resumidas cuentas son así, al menos las gigantes: venden tu producto turístico desde su plataforma y por cada reserva que te consiguen, te cobran una comisión.

En su día fueron pequeñas, pero metieron pasta a full en estas dos cosas —con consecuencias maravillosas—:

  • Generar contenido en masa
  • Hacer publicidad en todos los canales

A fin de cuentas, hicieron SEO turístico de forma agresiva y crearon productos inmensos, con decenas de miles de URLs, a sabiendas de que eso les reportaría la gloria de la que gozan hoy en día.

Por eso, que no te extrañe que cuando busques «hotel en valencia» lo primero que te salga a nivel orgánico sea una OTA y a nivel anuncios… pues probablemente también.

No lo digo, lo busco.

Orgánico:

Primeras posiciones por SEO turístico
Las primeras posiciones orgánicas

Y en cuanto a anuncios:

Primeras posiciones de SEM
Booking a la cabeza

Se han hecho con las primeras posiciones orgánicas —SEO— y una parte de lo que ganan, lo reinvierten en publicidad para llevarse casi el total de la visibilidad que ofrece no solo Google, sino también nuestros siguientes protagonistas.

Antes de ir con ellos, aunque hable de Booking como la OTA más conocida que sepas que las hay también de actividades y de transportes.

Ejemplos de OTAs:

  • Booking
  • Expedia
  • Hoteles.com
  • Tiqets
  • Civitatis
  • Get YourGuide
  • Musement
  • Viator
  • Rumbo
  • Atrápalo

Ojo, un apunte: las OTAs, aunque pongan sus propias reglas, si las aceptas te ofrecen visibilidad muy necesaria —dentro de su plataforma—.

Sobre todo al inicio, si estás empezando, te pueden venir muy, pero que muy bien para que te entre cash en la caja.

Un mal necesario, le dicen.

Así que como conclusión: sí a las OTAs, pero solo en tus inicios. No te acostumbres a ellas, que algún día esas comisiones que rondan el 15-30% te picarán demasiado y no verás la forma de escapar a las mismas.

Quizá estés en ese punto y por eso andas leyendo este post sobre SEO turístico; seguimos, así pues.

El metabuscador, que también es buena gente

Un metabuscador es un portal que también te puede servir como escaparate, a menudo con mejores condiciones que las de aparecer en las OTAs.

La diferencia con ellas, además de estas condiciones —a priori aquí más ventajosas—, es el modelo de negocio.

Los metabuscadores te pueden permitir salir en su plataforma de tres maneras:

  • Apareces sin pagar y si alguien hace clic en tu empresa y se va a tu web, el metabuscador te cobra
  • Apareces pagando en su web
  • Apareces sin pagar en su web, cuando alguien hace clic no te cobran y solo pagas cuando ese alguien hace una reserva en tu página

Lo más común es lo primero, el modelo de PPC o pago por clic.

Los metabuscadores turísticos son grandes escaparates con un muy buen posicionamiento SEO —ellos también invirtieron en su momento en hacer SEO para turismo— y unas condiciones razonables.

El metabuscador más famoso ever es el del búho, TripAdvisor. Kayak, Trivago y Skyscanner también son otros metabuscadores archiconocidos.

Los destinos

Los destinos son un poco el amigo que pinta poco en el asunto.

Representan a las administraciones públicas, que por lo general no venden el producto turístico que promocionan, sino que solo le dan visibilidad.

No es frecuente que hagan SEO turístico, pero posicionan bien porque son dominios públicos con muchísima autoridad.

Si no tienes ni idea de un destino al que vas a viajar y necesitas info, ¿adónde acudes?

Ea, a la web oficial del lugar, que seguro que la información es veraz porque no se llevan nada a cambio.

Los pongo aquí porque oye, igual de ellos consigues un enlacito que apunte a tu web, pilar cuando hacemos SEO para turismo… como veremos en breves.

Los turistas

La piedra angular de todo este tinglado de SEO turístico es el turista.

El viajero.

El que tiene el dinero en la cuenta del banco que os va a dar de comer a ti como empresa y a las OTAs y metabuscadores como intermediarios, cada uno a su manera.

El turista, protagonista del traveller journey, es la figura que te va a encontrar en Google si haces bien el SEO del que vamos a hablar ahora… y que te va a reservar directamente a ti, en el mejor de los casos.

Cómo hacer SEO turístico si eres como el 99% de las empresas de turismo

Es decir, si eres una empresa proveedora o una agencia de viajes que intermedia de forma razonable.

Te voy a dar 8 buenas artes para que juegues al SEO turístico dentro de tus posibilidades, pero antes una advertencia.

La advertencia: no todo es posible

Aunque Booking se haya llevado una hostia legal hace poco, la realidad es que su posicionamiento SEO está ahí y Google no atiende a nadie.

No puedes hacer SEO turístico pensando que vas a posicionar tu alojamiento para la keyword «hotel en madrid», porque es demasiado ambicioso y te vas a dejar la vida en ello.

Cuando una agencia SEO te prometa que con campañas de varios meses se puede, a lo máximo que vas a llegar es a posicionar al final de la primera página —siendo muuuuy optimistas— solo para algunos usuarios particulares.

Habiéndote dejado mucho dinero en ello, ojo.

¿Merece la pena?

Yo diría que no, pero allá cada empresa turística con lo que crea.

Los hoteles lo tienen chungo, vale. Pero… ¿y las agencias de viaje?

¿Cuáles son sus keywords estrella? «viaje a parís», «viajar a roma», «agencia de viajes en barcelona», etc.

Son más factibles que las de los alojamientos, así que ¡bien!

Los guías turísticos —«guía turístico en málaga», «visita guiada en sevilla»— y las empresas de venta de experiencias y tours —«senderismo en asturias», «tours privados en barcelona»— también lo tienen más sencillo que los alojamientos para alcanzar su cénit.

Así que el primer consejo para hacer SEO turístico va especialmente dedicado a los alojamientos, pero tooodos podrían aplicarse el cuento:

#1 Busca keywords menos competidas

Las que se conocen como «long tail».

Como ya te conté en el post sobre keyword research, tenemos dos tipos de palabras clave:

  • Las premium, tipo «hotel en barcelona», imposibles de posicionar por lo que te acabo de decir
  • Y las long tail, que sería más un «hotel en la diagonal de barcelona», «hotel de 3 estrellas en barcelona», «hotel en la gran via de barcelona», etc.

Sacrificas volumen de búsqueda pero ganas posibilidades de posicionar.

La MadreSEOperiora ya nos contó en el post de marketing turístico que esta debe ser la estrategia base de SEO turístico: seleccionar keywords con menos volumen pero más específicas y accesibles.

Si quieres saber si una keyword es del primer grupo o del segundo, sea cual sea tu tipo de empresa de turismo, haz una simple búsqueda en Google y mira a ver qué resultados salen.

Si está todo copado por OTAs y metabuscadores, esa keyword te va a costar. Si ves empresas como la tuya, ¡bingo!

Añadir, antes de seguir, que las keywords que he elegido como long tail en el ejemplo —«hotel de 3 estrellas en barcelona», una de ellas—, ya están a caballo entre un grupo y otro, porque los brazos de las OTAs también llegan hasta ellas.

Una muy long tail clarinete sería «hotel en barcelona para mascotas».

#2 Pon el copywriting de tu lado

Google lleva años ya diciendo que menos keywords y más UX.

Que un usuario entre en tu web y navegue por la misma tiene premio, y el copy… bueno, si me lees de normal ya sabes que consigue eso, entre otras cosas.

Utilizar el copy en tu estrategia de SEO turístico, además de traerte tráfico, te regalará el bien más preciado: conversiones.

Reservas.

¿Te imaginas tener una web que atraiga tráfico y haga que ese tráfico orgánico se transforme en reservas por el canal directo o en solicitudes?

Pues sí, es el poder del copy unido al del SEO, y recibe el nombre de SEO copywriting, turístico en este caso.

Si quieres aprender cómo lo aplico yo cuando trabajo para un cliente, aquí tenemos una formación específica de ello con un ejemplo real.

Lo puedes aplicar en páginas de inicio de un alojamiento, en la de venta de un viaje, en una en la que quieras vender un tour privado o una actividad, en una genérica de experiencias… Vale para todo 🤟🏼

Mira, aquí tienes un ejemplo de SEO turístico con copy. Posicionan genial para búsquedas relacionadas con lunas de miel en Marruecos y luego la landing persuade bien:

Ejemplo de SEO turístico
Ejemplo de SEO turístico con copy

#3 Asegura tu marca

Si tienes un producto turístico intermediado por otros, al loro, porque es posible que te quieran levantar la marca a nivel orgánico.

Es decir, si te llamas «Experiencias Pedro» lo más probable es que alguna OTA de actividades llegue algún día e intente que cuando alguien busque «experiencias pedro» en Google lo primero que salga sea un resultado suyo.

No, no me lo estoy inventando; es algo que llevo viendo desde hace tiempo y los alojamientos lo saben de sobra.

Resulta que las empresas turísticas tienen marca; es decir, que sus nombres se buscan en Google.

Mira por ejemplo este hotel cualquiera de Valencia:

Volúmenes de marca para hacer SEO en turismo
Búsquedas de marca del Catalonia Excelsior

Qué, ¿genera búsquedas o no?

Y ya no son búsquedas de «hotel en valencia», «hotel de 4 estrellas en valencia» ni ninguna otra que pudiera hacer referencia a cualquier alojamiento con esas características.

Son búsquedas específicas de tu alojamiento.

¿Tú sabes el valor que tiene eso? Hay varios cientos de personas al mes en este país buscándote a ti.

Las OTAs lo saben, así que crean fichas con un SEO turístico escandalosamente optimizado para ver si suena la flauta algún día.

Mira este ejemplo:

Booking hace SEO turístico agresivo
Extracto de la ficha de Booking haciendo SEO con su marca

Así que ya sabes: al hacer SEO en turismo, optimiza tu marca en tu home, que como tenga volumen de búsquedas se va a convertir en un pastelito muuuy dulce para más de uno y afortunadamente, a nivel orgánico Google sí que respeta lo que es de cada uno.

#4 Utiliza todos tus pequeños recursos

El SEO turístico de guerrilla también sirve.

Se trata de que tires de pequeños truquinchis que, si te pones a sumarlos, pues al final hacen su papel.

Cualquier recurso es bueno. Aquí va alguno que otro:

  • Date de alta en Google Search Console y detecta fallos —errores 404, por ejemplo— para luego subsanarlos y que Google te mire con buenos ojos.
  • Si tienes tu web turística en varios idiomas, haz uso de las etiquetas hreflang.
  • Tira también de subdirectorios y no de subdominios.
  • Orienta tu web al país que toque.

En realidad hay más cosas, pero no me quiero liar en pormenores. Aquí tienes un post donde te cuento más a fondo truquillos SEO para tu empresa de turismo.

#5 El SEO local importa muuucho

Tanto si tu empresa es de turismo emisor como del receptivo, aparecer en Google Maps debería ser una prioridad.

Imagina que vendes experiencias en kayak y que tienes tu sede ahí al ladito de la playa.

Si llega un guiri a la zona durante sus vacaciones y busca desde el móvil «kayak», que no aparezcas tú sería criminal porque es facilísimo hacerlo.

Solo tienes que darte de alta en Google My Business, añadir un nombre y una dirección física.

Cuando tengas la ficha, aparecerás en las búsquedas genéricas que se hagan en Google Maps:

SEO local de paddel surf en Valencia
Negocios de paddle surf con ficha en My Business

Si eres una agencia de viajes emisora y tienes sede física, más de lo mismo. Si alguien que vive cerca de tu agencia busca desde casa «agencia de viajes» al primero que debería ver es a ti:

SEO local de una agencia de viajes
Agencias de viajes por mi zona

Y si eres un alojamiento, más de lo mismo.

#6 Pon tu enlace donde puedas

El SEO en turismo no escapa a la incómoda labor de conseguir enlaces externos.

Si otras páginas tienen links apuntando a la tuya, Google dice: «Yep, esa página debe tener algo, que hay muchas enlazándolas. La voy a posicionar mejor.»

Así que la tónica general es que consigas que te enlacen por ahí.

Ojo, eso sí: los enlaces tienen que venir de sitios que se supongan lógicos.

Si tienes una agencia de viajes no es normal que te enlace una floristería, y si vendes visitas guiadas sería raro que una funeraria te pusiera un link.

Matches válidos:

  • Alojamiento con blog de guía turístico
  • Cualquier empresa de turismo con revista turística
  • Empresa de venta de tours en un destino con blog turístico de ese destino

Sentido común. Si el enlace parece forzado y fuera de sitio, lo de utilizar links se podría traducir en una del todo indeseable penalización por parte de la gran G.

Sabiendo eso, tira de todo lo que tengas:

  • Las webs de las administraciones públicas. Los destinos, vamos. Muchas veces ponen enlaces a las empresas turísticas de la zona a cambio de nada.
Enlaces gratis para hacer SEO turístico
Enlace follow en la web de Turismo Cantabria
  • Familiares y amigos. Si tienen una web más o menos relacionada con el sector turismo y utilizan blog, seguro que en algún momento te pueden poner un enlacito.
  • Revistas del sector o medios del destino en el que te encuentres, que siempre hay.
  • Guest posting: escribe un post en una web de tu destino y regala ese contenido a cambio de un enlacito o dos que apunten a la tuya. Es una práctica muy extendida; mira mis últimas publicaciones de marzo y octubre.
  • Acabamos con los directorios locales en los que se listen empresas, pero que no estén podridos. La mayoría hoy en día lo están, así que cuidadito.

Y si este tema te trae de cabeza, ya sabes lo que toca: búscate un buen SEO que pilote de link building y hala, a generar un perfil de enlaces cañón que llame la atención de Google y te posicione bien.

#7 Las metas son cruciales

Cuando montamos una web y no tenemos idea de SEO, las taxonomías/metas las solemos dejar vacías y al final se rellenan por defecto.

Error.

Error porque son elementos muy tenidos en cuenta por Google a la hora de posicionar una página. Los que más, diría yo.

¿El title? Uf, la etiqueta SEO más importante de una web, en turismo y en el sector que sea.

¿La meta? Si hace parejita con el title y consigue clics en las SERPs de Google se convierte en un recurso genial.

¿La URL? Hice un experimento en el blog hace unos meses y sigo esperando resultados, pero hasta que se demuestre lo contrario lo que pongas en la URL te ayuda a posicionar.

¿El H1? No es una meta, pero la meto en el grupo porque vaya tela.

Cuando escribas las metas de las páginas de tu web turística no pierdas de vista las keywords elegidas y, si quieres probar algo diferente, también puedes tirar de emojis 😎

Fíjate si son importantes que las metas fueron mi primera formación en Turmenta y uno de los primeros posts de mi web: title, meta y H1.

#8 El blog es tu nuevo mejor amigo

El último buen hacer de SEO turístico es este: haz que el blog de tu empresa turística sea tu nuevo compañero de fatigas.

Si haces bien la keyword research te saldrán cientos y cientos de palabras clave que podrían acabar derivando en usuarios reservándote, solo que no puedes utilizarlas todas en tu home o en tus subpáginas.

¿Dónde vas a posicionar «barcelona en 2 días»? Pues en un post del blog.

¿Y «qué hacer en madrid»? Ea, en el blog.

¿Y «mejor época para ir a australia»? La respuesta sigue estando en el blog.

Y oye, hay que hacerlo, que son keywords con búsquedas:

Volúmenes interesantes

Trabajar un blog desde cero puede ser desalentador, pero si te lo curras y consigues hacer del mismo una fuente de tráfico orgánico lo agradecerás más adelante.

Lo agradecerás mucho, de hecho.

A mí me entra gente en la web todos los días con búsquedas tipo «marketing turístico», «seo copywriting», «ejemplos de copywriting» y demás, y son artículos en los que trabajé una vez y punto pelota.

 Para darle caña, dos pasos previos:

El SEO en turismo no se concibe sin el blog, motor de tráfico orgánico por excelencia de todo proyecto web.

Y si necesitas una de redacción turística profesional, yatúsabeh 🙃

Paciencia, que Roma no se construyó en dos días

Calma, caaaaalma.

El SEO turístico no es cosa de llegar, trabajar y hala, tráfico a tope.

Hay que hacer las cosas bien y además, tener paciencia.

Pero hay que hacerlas y merecen la pena porque claro, imagina que a diario te entran las migajas con las que abría el post: primero 5 visitas diarias, en unas semanas 20, luego 50, en unos meses 200, luego 600…

Qué diferencia entre el inicio y épocas venideras, ¿eh? Varios cientos de visitas diarias, aunque no sean 80.000, tienen de migajas lo que yo te diga.

Hala, pues ya estaríamos; post sobre SEO turístico finiquitado. Espero que al menos te lleves algo en claro, que no te vengas abajo y que empieces cuanto antes. Como dice mi padre: sin prisa pero sin pausa.

¿Quieres suscribirte?

El responsable soy yo, Joan Marco, y mi finalidad es enviarte mi newsletter y de forma muy puntual alguna otra cosa. Me legitimas con el check de la casilla. Tus datos los tendrá mi proveedor, ActiveCampaign, que se acoge al acuerdo de seguridad EU-US privacy. Esta es su política de privacidad. Escríbeme sin miedo a info@joanmarco.com para hacer lo que te venga en gana con la info que me estás dando.

Comparte este post

¿quieres más?

Aquí tienes artículos relacionados

4 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Eeeeeeeepa!

¿Sabes que puedo escribir para ti sin que tengas que poner ni un eurillo del bolsillo?

Se trata del Kit Digital, para el que soy oficialmente Agente Digitalizador.